Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 29 de …
Planteles masivos no logran cumplir el distanciamiento
La Asamblea puede derogar la reforma tributaria tras…
La contaminación del aire, como antes de la pandemia…
Exportación de plátano fresco no se levanta
22 familias de Pimampiro, evacuadas por deslaves
Repatriación e indulto de presos tienen excepciones
IDV le hace frente a un equipo con más millones

Pañacocha

La mejor noticia en mucho tiempo, en cuanto a la producción petrolera, es la incorporación del campo Pañacocha por parte de Petroamazonas.

A principios de los 70 hubo una intensa búsqueda de hidrocarburos en el nororiente, inspirada por el éxito de Texaco. No hubo ningún descubrimiento de magnitud similar. Tan pronto el país endureció la legislación petrolera, antes que el precio se disparase, las empresas dejaron el país.

Dejaron atrás unos cuantos campos sueltos, que Petroecuador dejó fuera de los bloques que contrató, con miras a incorporarlos ella misma, aprovechando la infraestructura de los futuros contratistas. Dos de ellos son Yuturi y Pañacocha.

Yuturi fue excluido del bloque 15 que se contrató con Occidental. Ésta, explorando en el extremo suroriental del bloque, descubrió el pozo Edén, que probó ser prolongación de Yuturi. La operación unificada es casi la mitad de la producción del bloque 15.

Una vez declarada la caducidad del contrato de Occidental, la operación continuó bajo el manto estatal con la rúbrica de Petroamazonas. Se hizo lo que no se pudo hacer cuando revirtió la gran operación de Texaco: respetar la organización empresarial, reemplazando solo la cúpula con directivos de confianza.

Se permite a Petroamazonas conservar para gastos operativos e inversión una parte adecuada del valor del crudo que genera. El resultado es que puede pagar los trabajos que consiguen mantener el volumen de producción. E incorporar Pañacocha, fuera del bloque 15 y a pocos kilómetros de Yuturi. Pañacocha producirá hasta 25 mil barriles diarios.

No le vienen mal esos ingresos al Fisco. Pero no hay nada más en camino. Río Napo debe aumentar la producción de Sacha en 2011, pero sin incrementar las reservas recuperables, sino solo explotando aceleradamente las existentes.

El Presidente ha fijado plazos para que Petroecuador contrate la operación de Shushufindi y otros campos grandes. Coincido que existe esa necesidad, pero solo si viene acompañada de una inversión extranjera importante para incrementar las reservas.

Inversión dije, puesto que hasta ahora el énfasis ha sido en obtener crédito, y no puede el país sostener el ritmo de crecimiento sólo en base a deuda pública.

No hay cómo saber qué pasará en el frente de la inversión privada, una vez que se firmen, si es que se firman, nuevos contratos petroleros. Presumo que para a atraer inversión exploratoria, las autoridades deberán ser generosas en cuanto a la rentabilidad de la nueva producción, lo cual las expondría a críticas en los mismos términos que ellas aplicaron a sus predecesores.

Pañacocha es una buena noticia que se esperaba. Pero hay incertidumbre respecto a si habrá nueva inversión petrolera para incrementar las reservas y producción, y cuál será su origen.

Suplementos digitales