Milagros Aguirre

El que no sabe, repite

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 11
Sorprendido 2
Contento 8
Jueves 28 de noviembre 2019

“La rebelión indígena: los que durante siglos han ejercido violencia e injusticia contra los indios, hoy gritan escandalizados ante los hechos, afortunadamente escasos, de violencia” (EL COMERCIO, 18 de junio de 1990).. 

“Gritó el aborigen para protestar su olvido ancestral: miles de indígenas sorprendieron al país con su actitud belicosa a través de la cual reivindicaban sus derechos” (La Otra, 14 de junio de 1990).

“El llamado levantamiento indígena a lo largo de la sierra puso los cueros de gallina a más de un curtido ciudadano, malogró el adéfago canibalismo pre electoral y obligó al gobierno a abandonar iniciales desaires paternalistas para sentarse en la mesa de las negociaciones” (Diego Cornejo, EL COMERCIO, 13/06/90).

“Gobierno rechaza muertes. Dice que no ha habido represión policial en las manifestaciones indígenas: el ministro de Gobierno y Policía, Roberto Dunn, deslindó cualquier responsabilidad del régimen en la muerte de tres indígenas que, según declaración de Conaie, habrían sido ocasionadas por elementos de la fuerza pública en represalia al último levantamiento indígena” (Expreso, 06, 25, 93).

“El ejecutivo lamentó la actitud divisionista y sectaria de los miembros de la Conaie que se opusieron a que otros sectores campesinos participen en la reunión con representantes del gobierno que debió realizarse el lunes” (EL COMERCIO, 06, 30, 93).

“… Pero si cualquier protesta llega a extremos de lesión de principios de convivencia pacífica, lo mismo que cualquier represión desorbitada, lo pertinente es un detenido estudio para cambio en los modos de enfrentar los hechos…”(El Telégrafo, 06, 27,93).

“La aspiración de nosotros es que nuestro proyecto sea aceptado, discutido y que también entre en un debate nacional. Este es un proyecto alternativo que tiene que entrar a discusión” (EL COMERCIO, 06,26, 93).

“El Ministerio de gobierno informó que la muerte del campesino José Lanchimba, no tiene responsabilidad de ningún miembro de la fuerza pública. Aseguró que no ha emitido órdenes de detención contra los dirigentes indígenas. Si el señor Macas se ha declarado clandestino es porque él ha querido, pero nadie lo ha perseguido” (El Telégrafo, 06, 18, 93).

“Ni el gobierno ni los dirigentes de la Conaie, al parecer, están dispuestos a ceder en sus posiciones en pos de impulsar un diálogo. Hace más de un mes las partes acordaron que este movimiento presentará sus propuestas en beneficio de las comunidades indígenas”(EL COMERCIO , 11 05, 2000).

Ilustrativo hojear los Kipu en los que Editorial Abya-Yala recoge noticias que la prensa ha publicado sobre pueblos indígenas, desde los 90 hasta la actualidad. Un espejo de la inmovilidad del país y todos sus actores. Así, como en el cuarenta… “El que no sabe, repite”.