Juan Esteban Guarderas

NATO con pan

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 16
Viernes 06 de diciembre 2019

Hoy son fiestas de Quito. Dado que no tenemos una abundancia de cosas que celebrar en esta ciudad -tan venida a menos-, se me ocurrió una forma de homenajearla. Criticando lo que va mal en otros países. Les soy franco, es la única forma que hallo de enaltecer y aupar lo que tenemos sin caer en un discurso mentiroso.

Schadenfreude (una palabra exquisita alemana, sin traducción directa, que designa el placer que uno siente al contemplar la miseria de otro), schadenfreude, la clase política “de a luca” que tenemos ha desmantelado la vida comunitaria en este país, hasta el punto que solo queda shadenfreude para celebrar a la capital.

¿Quieren percibir el éxito que está teniendo Rusia en su intento de desestabilizar Occidente? Pues bien, luego de haber influido (comprobadamente, determinantemente, descaradamente) a favor de la campaña de Trump por la presidencia. Ahora este último actúa como un misil en el seno de la organización más temida por Rusia, la OTAN.

Fue en la última cumbre, celebrada esta semana, donde se dieron intercambios tan surreales como este. En una conferencia de prensa entre Macron y Trump, el presidente estadounidense dijo que la mayoría de terroristas en el Medio Oriente provienen de Europa. Adicionó que los americanos han capturado a un sinnúmero de estos. Se dio la vuelta -y con un gesto similar al de quien ofrece chocolates- le dijo al líder galo, “¿Usted no quisiera unos lindos guerreros de ISIS?”

Macrón reaccionó y criticó a Trump en su cara, frente a las cámaras, dirigiéndose a la prensa corrigió, “Hay que ser serios, … es verdad que hay guerreros que vienen de Europa, pero eso es un problema minúsculo respecto a la envergadura del problema en la región.” Trump terminó con más ofensas. “Por eso es tan buen político. Miren esa falta de respuesta, es la mejor que he visto.”

Ese es el nivel de tensiones entre dos de los mayores líderes, en una cumbre donde debe coordinarse acciones del mayor bloque militar de la Tierra. Poco tiempo después las cámaras captaron a los líderes de Canada, Reino Unido, Francia (y algunos otros) en una pequeña discusión burlándose animosamente de Trump; como si se tratara de niños de colegio. “(Justin Trudeau) es un doble cara”, fue como el estadounidense respondió; las cámaras grabaron una genuina respuesta y actitud de un niño buleado. Como se resintió abandonó la cumbre de la OTAN; tomando en cuenta la importancia del país en el bloque militar, de facto da por terminado el evento.

Es difícil recordar un periodo en el pasado de mayor resquebrajamiento interno de la OTAN (NATO, en inglés). Además, Reino Unido está liderado por un populista, y a las puertas de la mayor catástrofe de su historia reciente, el Brexit. Está claro, Rusia está almorzándose sus adversarios de occidente.