Project Syndicate

Hacia un nuevo acuerdo nuclear iraní

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Viernes 21 de febrero 2020

Cuando Irán anunció en enero que “reduciría” aún más sus compromisos con el acuerdo de 2015 que limita sus actividades nucleares, no fue en respuesta al asesinato por parte de Estados Unidos del líder de las Fuerzas Quds iraníes, el general Qassem Suleimani, unos días antes. Pero ambos acontecimientos reflejan la escalada de la confrontación entre Irán y Estados Unidos desde el verano de 2019. Cualquier esfuerzo por salvaguardar la sustancia del acuerdo de 2015 (formalmente conocido como Plan de Acción Integral Conjunto, PAIC) debe tener en cuenta este contexto.

El régimen iraní declaró que con esta fase “quinta y final” de reducción de sus compromisos, ya no se sentiría atado a los límites superiores acordados del trato en cuanto a las centrífugas y al enriquecimiento de uranio. Al mismo tiempo, Irán dijo que esta medida, así como sus reducciones de compromisos en etapas previas, es reversible y que las autoridades no pondrían restricciones a las inspecciones de las instalaciones nucleares del país por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Sin embargo, los gobiernos europeos dicen que la última medida de Irán constituye una grave violación del acuerdo. Tras advertir a Irán después de su ronda previa de reducciones de compromisos en noviembre de 2019, el “E3” –Alemania, Francia y el Reino Unido- ahora han puesto en funcionamiento el mecanismo de resolución de disputas del PAIC, que está destinado a lidiar con posibles incumplimientos del acuerdo.

Los signatarios restantes del acuerdo luego del retiro de EE.UU. en 2018 –el E3, Rusia, China e Irán- tienen por lo menos 30 días para resolver la disputa entre ellos. Si no llegan a un acuerdo sobre una solución sustancial o una extensión de este plazo, entonces cualquiera de los firmantes puede llevar la disputa al Consejo de Seguridad de la ONU. Ese organismo luego tendría un mes para votar una resolución destinada a extender la suspensión de las sanciones internacionales contra Irán que se implementaron en 2016.