Alfredo Negrete

La piel de zapa

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 39
Jueves 25 de junio 2020

Del repertorio variado de Honoré de Balzac, existe una obra denominada La Piel de Zapa editada en 1831. Consiste en un relato sobre un pedazo de la tela, que, para su tenedor, representa los placeres de la vida y el costo final de su muerte. La generosa concesión de los deseos es proporcional a la reducción de la tela y al final del usufructuario. El episodio, es aplicable al régimen actual y a un mal presagio para al proceso electoral que se avecina en el 2021. La tela empezó en el momento en que juró Lenin Moreno como presidente constitucional y desde el primer minuto, a pesar de loables esfuerzos y algunos logros, empezó el encogimiento. No pudo desprenderse de ser una sombra transitoria que, sin partidos ni movimientos, no pudo superar el maleficio que lo ha perseguido hasta que deje el mando: el correísmo. Por eso, entre esa monarquía y un futuro sin expectativas para el país, está listo para trasmitir el mando. En ese momento es probable que él y su círculo íntimo del poder escuchen el graznido del cuervo de Edgar Allan Poe “Nunca más, nunca más…” .

El mandatario elegido, salvo algunos casos, no sabe si su equipo era “gatopardista”. Siguieron un estricto plan de gobierno para que todo cambie, pero que todo quede igual. Mucho deberían estudiar esta experiencia los candidatos para el próximo periodo.

El régimen transitorio que analizamos deja graves experiencias negativas: no decidir y pensar más en el costo que el beneficio; luego, nunca mirar la temperatura casa adentro.

En el primer caso, la ley Humanitaria y la experiencia de los decretos de emergencia repetidos hasta desbordar el límite, son aportes a una inestabilidad permanente a. En el primer caso, si F.D. Roosevelt no hubiese sido veloz para reaccionar y lograr la aprobación del congreso para declarar la guerra y ordenar un suicida e inmediato bombardeo sobre Tokio, la suerte japonesa hubiere sido distinta. Pero el Gobierno es otra cosa. Lenin Moreno mucho quiso hacer, algo se logró, pero ha pasado el tiempo y la tela se ha encogido hasta no superar el tamaño de un pañuelo y acerarse a los tiempos de las hilachas.
El otro elemento que no existió porque no se intuyó, aunque la experiencia histórica más referente viene desde el Renacimiento con los Borgia, es que hay saber mirar casa adentro pues como se dice, la política es el arte de lo posible, no de la lealtad.

Debe añadirse a estos factores de ingobernabilidad que se dejará como herencia, como encontrar la vacuna del coronavirus. Se puede ensayar una propuesta: concebir, antes de la posesión presidencial, un acuerdo público entre la Fiscalía, Contraloría y Corte Constitucional, que son náufragos del correísmo en primera y segunda versión un pacto de reforma estructural de la justicia; de lo contrario, regresará el trauma de la tela. Esta concertación deberá tener un aval internacional, con opción de veto, como en Guatemala. Pueden estudiarse otras, pero se ha comprobado que estos tejidos no encogen.