Nuevos Gobierno y Asamblea

Después de 12 días se cumplirán 191 años de existencia de la República del Ecuador, a raíz de la separación de la Audiencia de Quito o Distrito Sur de la Gran Colombia el 13 de mayo de 1830, fecha en la que un grupo de notables decidió proclamar el nuevo Estado independiente con el nombre de Ecuador y designó Presidente al general venezolano Juan José Flores y el 22 de septiembre del mismo año se expidió, en Riobamba, la primera Constitución.

El 24 del presente mes asumirá sus funciones el nuevo presidente, Guillermo Lasso, quien, como se ha manifestado en forma reiterativa, hereda difíciles retos, tales como la vacunación contra la pandemia, que ha causado graves dolores de cabeza al actual Gobierno; la corrupción atávica en diversas dependencias de la Administración Pública; el desempleo; la inseguridad ciudadana; la enorme deuda pública; etc., a lo cual se suma el cúmulo de sus ofertas de campaña.

La opinión pública está muy atenta a la conformación del Gabinete de Gobierno, que, como anunció el futuro Mandatario, constituirá demostración de su afán de unidad nacional y de la paridad de género, sin favoritismos sino en base a la honorabilidad y capacidad de los o las elegidas, para garantizar el eficiente desempeño de las respectivas funciones y ya ha dado a conocer unos cuantos nombres de sus integrantes.

En lo que respecta a la Asamblea, las encuestas demuestran que la actual, que, de acuerdo a la ley, expirará el 14 del mes en curso, “goza” de tremendo desprestigio, en especial porque se ha puesto en evidencia que muchos de sus 137 integrantes han estado implicados en diversos casos de corrupción, tales como en el doloso manejo de hospitales; sistemático cobro de “diezmos” a sus subalternos; beneficios indebidos por falsa incapacidad; etc. y en estos últimos días ha aprobado, al apuro, algunas leyes, mientras los nuevos integrantes del parlamento procuran acuerdos para la elección de sus dignatarios y de los vocales del Consejo de Administración y posterior conformación de las comisiones, ya que ningún bloque cuenta con número suficiente de legisladores para tomar por sí solo decisiones de esa naturaleza, ni siquiera el de Unes (correísmo) que tiene 48 votos, pero la mayoría de los otros partidos y movimientos se oponen a que Pierina Correa, hermana del polémico ex mandatario, sea elegida nueva presidenta de tan importante Función del Estado.

Se informó que representantes de la ID y de Pachakutik, que suman 45 curules, suscribieron ya un acuerdo para actuar en bloque en este caso, pero los delegados del indigenado ponen como condición la Presidencia de la Asamblea.

El Primer Mandatario electo es partidario de que opere una mayoría legislativa para la elección de autoridades del Parlamento y otra para consensuar una agenda que contemple proyectos que respalden el programa de acción del Gobierno, lo cual está por verse.