Óscar Vela Descalzo

‘El motel del voyeur’

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 9
Domingo 23 de abril 2017

Gay Talese (New Jersey, Estados Unidos, 1932), es un periodista y escritor que ha incursionado desde varias décadas en lo que la crítica llamó “nuevo periodismo”, una corriente de los años sesenta que se caracteriza por la narrativa íntima de ciertos comunicadores que se involucran en temas polémicos o escandalosos para escribir sobre ellos como si se tratara de una novela de ficción.

Galese ha sido uno de los grandes exponentes del periodismo literario o nuevo periodismo con obras que han rozado la excelencia y la provocación tales como: ‘Honrarás a tu padre’, escrita en 1971, que dio origen a la famosa serie de televisión ‘Los Soprano’; y también el renombrado libro ‘La mujer de tu prójimo’, con el que exploró la vida sexual de los estadounidenses a partir de vivencias propias y de estudios que arrancaron más de una protesta.

Su último libro, ‘El motel del voyeur’ (Alfaguara, 2017), también ha originado ríos de tinta cargados de elogios y críticas. La historia empezó para Talese en los años ochenta cuando recibió una misteriosa carta de un hombre de Colorado que mencionaba haber comprado un motel en el que había realizado ciertas modificaciones en un ático para poder espiar a los clientes en sus aventuras sexuales. El autor se reunió entonces con el voyeur y le propuso escribir la historia con la condición de que se le autorizara mencionar en ella tanto su nombre real como el del motel con sus datos y ubicación exactos.

Gerald Foos, el particular voyeur, se negó en principio a incluir su infomación real en el libro, pero entregó a Talese la fotocopia de un diario en el que había recogido durante varios años las historias más picantes y truculentas de los clientes que visitaron el motel. Cuando el periodista leyó aquellos diarios comprendió que tenía en las manos una historia increíble que no solo iba a satisfacer las apetencias sexuales (y voyeristas) de ciertos lectores, sino que había allí otros secretos como violaciones, tráfico y consumo de drogas, violencia e incluso un homicidio.

Durante muchos años la obra permaneció en el limbo a la espera de la autorización de Foos para ser escrita. Esta autorización llegó cuando ya habíamos entrado el nuevo siglo. Talese se entregó entonces a narrar esta historia tomando como base el diario que le había entregado Foos. Allí descubrió que muchos los hechos que el voyeur mencionaba bien podían ser inventados por él, pero la gran mayoría resultaban aplastantemente reales.

Lo que nunca imaginó Talese (o quizás sí lo hizo de forma calculadora y premeditada) era el alboroto que armaría esta obra cuando el New York Times la sacó a la luz con una serie de reportajes que cuestionaban desde el punto de vista ético esa forma de periodismo que salta entre la realidad y la ficción con total impunidad, y que, al mismo tiempo, presumiblemente, había encubierto varios delitos cometidos en las habitaciones del motel a vista y paciencia del extravagante mirón.