César Augusto Sosa

Mayor riesgo para el país

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Lunes 24 de febrero 2020

Hasta ayer, el Banco Central del Ecuador no actualizaba las estadísticas diarias del riesgo país.

El dato más reciente era del martes 18 de febrero, cuando este indicador se ubicó en 1 153 puntos.

Durante este mes el riesgo país se ha mantenido sobre los mil puntos y eso es una señal negativa porque encarece cualquier contratación de créditos en el mercado internacional, complicando así el plan de financiamiento del Presupuesto del Estado y cualquier contratación de créditos por parte de las empresas privadas.Hasta el viernes pasado, según otras fuentes, el riesgo país de Ecuador fue 1 207 puntos, es decir, aumentó la probabilidad de que el país incumpla el pago de la deuda pública. Se pudiera argumentar que la causa está en un deterioro del escenario internacional, ya que el precio del petróleo ha venido cayendo desde que explotó la epidemia del coronavirus en China. Y no hay que olvidar que el petróleo es determinante en la salud de las finanzas públicas.

Pero lo anterior es una verdad a medias, ya que los países vecinos registraron un riesgo país mucho menor hasta el viernes: 94 puntos en el caso de Perú y 167 en Colombia. Las diferencias de riesgo con Ecuador han sido grandes desde hace varios años y se pudiera decir que no son comparables, sin embargo, ayudan a entender que países con realidades similares a Ecuador han hecho algo que les permite enfrentar de mejor forma los ‘shocks’ externos.

Y eso también se refleja en los montos de inversión extranjera. Mientras a Ecuador han llegado USD 700 millones anuales en la última década, en promedio, los países vecinos han recibido diez veces ese monto.

El actual Gobierno ha hecho varios esfuerzos para mejorar la imagen del Ecuador: firmó un acuerdo con el FMI el año pasado, intentó llevar a cabo reformas estructurales como la eliminación del subsidio a los combustibles y hoy quiere negociar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Luego de la visita oficial a Estados Unidos, cuyos resultados el Gobierno catalogó de muy exitosos, la percepción internacional sobre el país no ha cambiado y, por el contrario, continúa deteriorándose.

La reunión del presidente Lenín Moreno con Donald Trump, hace dos semanas, apenas redujo unos puntos el indicador de riesgo país, pero luego volvió a subir, porque la situación interna en Ecuador no ha cambiado y es probable que no lo haga hasta que llegue un nuevo presidente en 2021.

Los inversionistas internacionales -y los nacionales- creen que las reformas estructurales que necesita el país no se llevarán a cabo durante la actual administración, entre otras cosas, porque autoridades del Gobierno están dando señales de que participarán en las próximas elecciones, pese a que el Presidente de la República no lo hará. Esas intenciones significan que las reformas que podían hacerse en un gobierno de transición ya no serán posibles porque afectará a los candidatos del Gobierno.