Martín Dassum

Los nuevos derechos humanos

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 31
Domingo 02 de febrero 2020

El Informe de la Comisión de Derechos Humanos confiere un nuevo entendimiento de los derechos humanos, los cuales ya no son totales, son parciales. En este nuevo concepto no se incluyen a los ecuatorianos trabajadores, tampoco a los estudiantes que desean aprender y evitar convertirse a futuro en maleantes a sueldo, vendiéndose al mejor postor para defender cualquier ideología.

Tampoco a los campesinos cuyo trabajo es cultivar la tierra y que a la fuerza debieron suspender sus tareas destrozar y caminar a la ciudad a destruir y protestar. No son parte de la lista los ciudadanos, que no podían salir de sus casas, por cuanto las entradas a sus barrios y urbanizaciones estaban bloqueadas. Hubo que poner barricadas para evitar más saqueos. Ni los dueños de comercios, quienes son tan sanguinarios que optaron por defender sus negocios, que falta de respeto y humanidad, en la nueva protesta hay que dejar robar.

La nueva visión de derechos humanos permite cometer intentos de asesinato al bloquear el acceso al agua y alimentos, una visión moderna y futurista , fomenta la destrucción masiva de la propiedad privada y publica como elemento fundamental de la protesta.

Que poca democracia la del gobierno, aplicar el estado de excepción por la simple suposición de una conmoción interna, que irracionalidad, Lenín ubícate ¿Cuál conmoción social?, la movilización de octubre fue un ejemplo de libertad y pacifismo, ejemplo de intelectualidad de palabra y de actos, que ciego Jarrín, que miope Romo que no se dieron cuenta de la santidad y magnificencia de los protestantes, si parecían del clero.

La libre expresión de pensamiento se puede dar en todas sus formas y manifestaciones y estas hoy contemplan bajarse postes, arboles, quemar edificios, romper veredas, y agredir a los ciudadanos comunes y corrientes como periodistas y transeúntes y a los no tan comunes como policías y militares, al fin y al cabo, todos estos no están en la nueva lista de los protegidos por los derechos humanos.

Cabe recalcar que en ningún momento hubo conmoción social, tampoco hubo indígenas vendidos ni aprovechados que tiraron la piedra y escondieron la mano, cualquier opinión en este sentido sería una blasfemia. La protesta fue pura y ecuatoriana, no hubo elementos internacionales infiltrados, una protesta digna, que defiende el contrabando de combustibles, protesta pacífica que por ninguna razón puede categorizarse como delincuencial, al contrario, ejemplo de ciudadanos que merecen un reconocimiento.

Esto promueve una cultura progresista y democrática, en donde la diplomacia, intelectualidad y prudencia ya no tienen asidero, es otro país. Un objetivo político de algunos emplumados y con sombrero que para las siguientes elecciones buscan el voto del país. Nos iría de película con semejantes personajes. Esa es nuestra nueva realidad nacional, vamos avanzando, hasta la victoria siempre compañeritos.