Gonzalo Maldonado

Liberal vs. neoliberal

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Domingo 15 de julio 2012
15 de July de 2012 01:24

Durante una conversación un amigo me dijo esto: “Para mí, Correa es muy liberal”. ¿A qué te refieres?, le pregunté algo sorprendido. (Mi pregunta no era retórica, sino absolutamente sincera porque yo no creo que el presidente Correa sea liberal).

El Presidente es liberal porque intenta estandarizar la educación y quiere un sistema educativo uniforme para todos, sin importar la gran diversidad cultural que existe en nuestro país, me explicó.

La afirmación de mi amigo –un talentoso profesional que colaboró con este Gobierno, en sus inicios– llamó mi atención porque revela un equívoco profundamente arraigado entre muchas personas en torno al liberalismo.

Cuando hablaba de ‘estandarizar’ o ‘uniformizar’ la educación creo que esta persona se refería a que el sistema educativo podría correr el riesgo de convertir a los alumnos en productos homogéneos, sin diferenciación alguna, que son lanzados al mercado laboral como productos de consumo masivo.

¿Uniformizar y estandarizar bienes o servicios es ser liberal? Claro que no. La producción en masa y la homogeneización del consumo con bajos niveles de calidad fue uno de los pilares del socialismo real y de su práctica estrella, la planificación central. En la antigua Unión Soviética, un oscuro funcionario decidía cuántos técnicos siderúrgicos o enfermeras debía producir su país. Las personas debían cumplir esas cuotas, y estudiar siderurgia o enfermería, sin importar que esa fuera su vocación.

El liberalismo critica todo tipo de colectivización o ingeniería social que pretenda quitar a cada individuo sus características esenciales. El pensamiento liberal promueve, por ejemplo, la libertad de credo o la libertad de expresión precisamente porque sabe que hay tantas formas de ver el mundo como personas en él.

Creo que mi amigo –como tantas otras personas– es víctima de aquel discurso maniqueo que ha asociado liberalismo con neoliberalismo. El liberalismo es una filosofía política antes que una doctrina económica. El neoliberalismo sí es una doctrina económica que se originó en las ideas de von Mises y que alcanzó su cúspide más alta en la Universidad de Chicago, con Milton Friedman.

Esta escuela de pensamiento hizo grandes contribuciones al entendimiento de los fenómenos monetarios pero en ningún caso puede ser equiparado con el colectivismo fascista o marxista y, peor aún, con la doctrina liberal de Locke o Smith. Relacionar ‘liberalismo’ con ‘neoliberalismo’ es un truco malintencionado. Busca que las personas vean a principios esenciales como la división del poder y los derechos civiles como subproductos de un sistema económico perverso que convierte todo en una mercancía y que supuestamente es el ‘neoliberalismo’.