Rodrigo Borja

Los Juegos Olímpicos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Domingo 29 de julio 2012
29 de July de 2012 01:16

Se iniciaron el año 776 a. C. en honor a Zeus, el mayor de los dioses griegos. Cada cuatro años se celebraban en Olimpia, donde se levantaba la escultura de Zeus labrada en oro y marfil por el célebre escultor Fidias, que fue considerada una de las siete maravillas del mundo.

El desarrollo de los Juegos Olímpicos se extendió hasta el año 394 d. C., en que el emperador Teodosio I abolió las competencias por su simbología pagana. Se reanudaron en 1896 en Atenas por iniciativa del educador francés Pierre de Coubertin para “promover el buen entendimiento y la amistad entre las naciones”. En ellos participaron 295 deportistas de 13 países para competir en 42 pruebas y 9 deportes.

Desde ese momento las olimpiadas se han realizado cada cuatro años con excepción de 1916, 1940 y 1944, en que fueron suprimidas por las dos guerras mundiales.

El deporte ha formado parte de la política desde épocas remotas. En 1936 los Juegos Olímpicos de Berlín fueron usados por Hitler para promocionar el nazismo. En los regímenes comunistas las organizaciones deportivas fueron “correas de transmisión” de los designios de sus gobiernos. Durante la "guerra fría" los EEUU y la Unión Soviética boycotearon, a su turno, los Juegos de Moscú en 1980 y los de Los Ángeles en 1984. En la Villa Olímpica de Munich un comando palestino asesinó en 1972 a 2 atletas de Israel y secuestró a otros 9, que murieron horas después durante la operación de rescate de la policía alemana. Como parte de la "guerra fría" los EEUU retiraron a sus deportistas de los Juegos de 1980 en Moscú, en protesta por la invasión soviética a Afganistán, actitud que fue seguida por otros 64 países. Cuatro años después la URSS y 15 países de su bloque abandonaron las olimpiadas de Los Ángeles.

En la actualidad los escenarios deportivos son también políticos. Y probablemente más políticos que deportivos. Los gobiernos hacen de los juegos olímpicos un formidable aparato de resonancia y propaganda de proyección mundial. Hace 4 años, en la Olimpiada de Pekín, la política llegó a su apoteosis. Venciendo protestas internas y externas y amenazas del terrorismo islámico,China organizó los juegos olímpicos más lujosos y caros de la historia, en los que participaron 10.500 deportistas de 204 países. Estados Unidos y China fueron los grandes triunfadores. La deslumbrante ceremonia de apertura, a la que asistieron 90.000 espectadores, fue vista a través de la TV por 4.000 millones de personas alrededor del planeta.

Esto se ha repetido en el estadio de Londres. De los varios políticos que buscaron notoriedad en sus tribunas, el comité olímpico vetó la presencia del dictador bielorruso Lukashenko por falta de calidad moral. 204 países participan en 36 disciplinas deportivas. La ceremonia inaugural tuvo 80 mil espectadores y varios miles de millones la siguieron por TV.