Sebastián Mantilla

Las ‘izquierdas’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Miércoles 18 de julio 2012
18 de July de 2012 00:01

El arranque de las “primarias de la izquierda ecuatoriana” es una realidad. La Coordinadora Plurinacional de las Izquierdas –más allá de que hagan los cuadros históricos y no históricos del Partido Socialista por salvar a la tendencia después de servir al gobierno neoconservador de Correa- presentará oficialmente el próximo 30 de julio a sus precandidatos presidenciales.

Hasta este momento están en disputa Alberto Acosta (Montecristi Vive), Luis Villacís y Lenin Hurtado (MPD), Gustavo Larrea (Participación), Salvador Quishpe (Pachakutik) y Paúl Carrasco (Poder Popular).

Desde 30 de julio hasta inicios de septiembre, cada uno ellos iniciará un recorrido por todo el país para escuchar a la gente sobre su postulación y recoger planteamientos para su plan de gobierno. La idea es tener para el 1 de septiembre, fecha de la Convención Nacional de la Coordinadora, una propuesta de gobierno y un binomio presidencial.

En este contexto, cabe hacerse preguntas: ¿Qué proponen? ¿Qué estructura y base organizativa tienen? ¿Con las reglas electorales ahora en vigencia, hay posibilidad que el candidato de las izquierdas pueda vencer a Correa?

Por lo que se conoce hasta el momento, no veo que en las “izquierdas” exista una propuesta política y programática consistente. Pregunta: ¿Van a apoyar de igual modo un nuevo proceso de destrucción del régimen de derecho y el control absoluto del poder con el fin sostener el proceso por otros seis, 12 o 20 años?

El karma que llevan es muy pesado. Por ello, no basta con presentarse como la “auténtica” tendencia de las izquierdas. Es preciso un cambio. La izquierda solo puede establecerse a través de una interrogación permanente sobre sí misma. Ese debería ser el punto de partida.

Si a la final quieren cumplir un papel protagónico en las próximas elecciones, deben trabajar mucho en restablecer el vínculo que existió antes con las bases. Un medio es desarrollar una estructura organizativa dentro de la Coordinadora. Eso no hay. Cada uno de los movimientos que forman la Coordinadora trabaja por separado viendo como rivales no a Correa sino a sus propios coidearios.

Hoy el escenario electoral es adverso para cualquiera que venga de la oposición. Árbitro, público, reglas, cancha, balón y hasta sistemas de conteo está armado para el triunfo de Correa. ¿Acaso todo esto no es más que un simple sainete para ver quién encabeza la lista de asambleístas?

Tomen esto como crítica constructiva. Es necesario que las izquierdas tengan un espacio protagónico en la política nacional pero para ello se requiere trabajar mucho para darle coherencia, cohesión y liderazgo. El momento histórico así lo exige.