Reinaldo Páez Z.

Indecisiones y consecuencias

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 39
Viernes 09 de agosto 2019

Cuando un líder transluce dudas o inseguridades en sus actos, pierde credibilidad y debilita el respaldo que pudo haber logrado con pronunciamientos y acciones previas.

Conocido es el pensamiento bíblico “porque eres tibio, y no frío ni hirviente, yo te vomitaré de mi boca” Apocalipsis 3:16

Si un mandatario rechaza públicamente, por inmoral, prepotente y corrupta la gestión de un amplio equipo del que formó parte, parcial o esporádicamente, tiene la obligación de demostrar su total desvinculación de ese monstruo de mil cabezas que tanto daño ha causado a la estructura cívica y moral de la patria.

Fue inaudito que, en los albores del mandato escogiera como asesores a tres de los más conspicuos dirigentes del colectivo cuestionado otorgándoles la oportunidad de demostrarle su desacuerdo mediante alevosas y desafiantes renuncias. Si al combate a la corrupción incitaba el presidente, ensombrecía esta invitación al mantener en sus cuadros a funcionarios del régimen corrupto, sin asimilar que el gran apoyo inicial que recibió de las mayorías ciudadanas, se originó en la clara orientación de descorreización que, inesperada y sorpresivamente, imprimió al iniciar su mandato.

Estas dubitaciones han afectado a varias áreas, entre ellas la salud, una de las más perjudicadas, pues la ministra del anterior gabinete fue ratificada e incluida en el actual, a pesar de su pobre administración tendiente a construir hospitales en lugar de fortalecer la atención primaria de salud y sus componentes: saneamiento ambiental, vacunación, educación, dotación de agua potable, atención a las embarazadas, a las parturientas, a los recién nacidos. Suspendió el enriquecimiento de la sal con yodo y la harina con hierro, procesos con los que se previene el hipotiroidismo y las anemias crónicas; redundó en un retroceso de acciones recomendadas nacional e internacionalmente con el fin de desarrollar una salud predominantemente preventiva, universal, más simple y menos costosa que la desorganizada red hospitalaria. Detuvo la aprobación del cuadro básico de medicamentos durante todo su período ministerial e impidió la importación de fármacos esenciales, acción con la que alteró el pronóstico de pacientes afectados con enfermedades degenerativas y malignas.

Complicó la labor de los médicos rurales, obligándolos a llenar una serie de formularios y estadísticas que proliferan año a año y restan el tiempo de estudio, atención y examinación de los enfermos.

La Asamblea, víctima de la indecisión, aplaza el juicio político, … duda, inseguridad, tibieza… la sociedad se desalienta.

Qué lejanos aquellos tiempos en que los presidentes honraban la cartera de salud con profesionales experimentados y de capacidad ejemplar y probada. ¿Por qué se han devaluado los méritos de selección y se privilegia al amiguismo o al cálculo político con los que se colma de incertidumbre e ineficacia a la salud, que es el bien más preciado del ser humano?