valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 54
Viernes 02 de agosto 2019

¡Deléitense con el enigma de la impunidad! Para quienes les gusta resolver acertijos, este debe ser el mayor reto. Por un lado, es tan salvaje el número de supuestos de corrupción del correato, que uno se pregunta de dónde sacará la Fiscalía las capacidades para las pesquisas y los enjuiciamientos a las que está obligada. Pero precisamente por el monto de casos y el tiempo transcurrido, lo lógico sería que se hubiese logrado progresos significativos; en realidad los avances son exasperantes. Hace tres meses – junto con la Comisión Anticorrupción – presenté 39 casos de presunta corrupción cuya configuración era tan básica y risible, que yo creería que serían las investigaciones más simples del universo. No me pregunten por los avances si no quieren deprimirse.

Al expresidente de la Asamblea le enjuiciaron políticamente por una grabación que contenía indicios penales, ¿dónde está el juicio penal? ¿Qué sentido tiene que luego de una condena por juicio político (con sanciones tan macabras, gravísimas como la pérdida del cargo) no siga una causa penal?

Tenemos un sistema roto, y los sistemas rotos son causados por gente rota. El orden ecuatoriano es un reflejo de la sociedad ecuatoriana, si el uno está podrido es porque el segundo está descompuesto.

Y, si algún lector al pasar por este texto pensó en una frase del estilo “Todos los políticos roban”, “En todo lado es igual”. Le pido un favor, no me vuelva a leer. Entienda que yo desprecio el quemeimportismo y sobretodo el absurdo conformismo que fundamenta esas ideas.

Es verdad que hay que ver afuera, pero para que imágenes terribles nos muestren nuestra imagen al espejo. “Pero tenemos carreteras”, ¿cuántos venezolanos habrán dicho algo análogo respecto a Chávez?

Esta semana compareció ante el Congreso de los EE.UU. Robert Mueller, quien investigó y enjuició la interferencia rusa en las elecciones de 2016 y los intentos de encubrimiento. Sentó en el banquillo y logró la condena de 6 colaboradores de la argolla más cercana a Trump. “¿Usted ha exculpado al Presidente?”, le preguntaron. “No”, fue su respuesta. Poco antes señaló, “Si hubiéramos tenido la certeza de que el Presidente no cometió un crimen, lo hubiésemos señalado”. Cuando se le preguntó por qué no ha enjuiciado a Trump, Mueller señaló, “El OLC (una dependencia del Departamento de Justicia que dirigió su actividad) señala que no se puede enjuiciar a un Presidente en funciones.” Los republicanos por mantener el poder impiden la destitución de Trump. Al analizarlo imagino como deben retorcerse los ciudadanos de EE.UU.

¿Pero qué hago yo conmiserándome de los estadounidenses, cuando aquí estamos peor? Maldito reflejo. ¿No les da vergüenza? Yo me muero del bochorno.