Juan Pablo Lira B.

Hidrógeno verde

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 65
Sorprendido 0
Contento 36
Viernes 22 de enero 2021

El Presidente Joe Biden, ha anunciado que uno de sus primeros actos será regresar a su país al Acuerdo de París, suscrito por más de 180 naciones en el que se comprometen a disminuir las emisiones contaminantes de anhidrido carbónico (CO2), gas de efecto invernadero producto del uso de combustibles fósiles.

De allí la relevancia de abocarnos a analizar la producción de hidrógeno verde (de bajas emisiones), y lo que su obtención a precio competitivo pudiera ocasionar en la economía de aquellos países que sustentan sus finanzas en la exportación de petróleo.

Así, en no más de dos décadas, en la medida que mejore la tecnología para captar las emisiones de luz solar, la producción y emisión de electricidad por este medio, y también por generación eólica hará que la producción de hidrógeno verde sea de precio competitivo pudiendo desbancar al petróleo. Ello, no será fácil, ni barato, pero todo indica que hacia allá vamos.

En dos palabras, el mundo podría llegar a ser impulsado por la electricidad generada por la energía solar y eólica produciéndose un cambio en la degradación creciente del medio ambiente, ya que la energía producida con hidrógeno no emite ningún tipo de gas de efecto invernadero y, es el elemento químico más abundante del universo.
Hasta ahora, la mayoría (que es gris) se extrae de combustibles fósiles mediante craqueo generando millones de toneladas de CO2. El resto, que es el verde (no más de un 5%) se obtiene por electrólisis, que es un proceso más limpio cuando la corriente procede de fuentes renovables (sol, viento y agua) solo que su producción es aún muy costosa.

Así no lo percibamos, se está desatando una gran competencia tecnológica, territorial y económica en torno a la producción de este químico.
No podemos olvidar que el mundo se ha desangrado por los accesos a las reservas de petróleo.

Por lo mismo, es probable que pronto estas disputas se trasladen hacia aquellos países que cuentan con ventajas en la captación de luminosidad solar, vientos de grandes velocidades y pasos de aguas torrentosas. El Ecuador cuenta con todas esas ventajas.

En concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030), la humanidad está buscando aquellas rutas que la puedan llevar a ser neutra en emisiones.

Como en la mayoría de los temas relacionados con el desarrollo sostenible, los países desarrollados nos llevan ventaja, al punto que Europa va a descarbonizar cuatro sectores en menos de tres décadas: la industria, el residencial, el transporte y la energía. De suerte que no habría marcha atrás y es mejor no dormirse en los laureles.