León Roldós

¿Las Fuerzas Armadas para todo?

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 32
Miércoles 12 de junio 2019

El Art, 158 de la Constitución, expresa, en su segundo y en el tercer inciso “Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial” (...) “La protección interna y el mantenimiento del orden público son funciones privativas del Estado y responsabilidad de la Policía Nacional”.

Claro que, para circunstancias de excepción las Fuerzas Armadas, podrán ser llamadas para actuar bajo la orden de la autoridad civil, que a su vez debe respetar a los niveles del mando militar, definiéndose las responsabilidades que se les encarga y el tiempo de vigencia del encargo.

Lo que no debe ser es que por la incapacidad o la ineptitud de las autoridades, en espacios en que deben decidir y actuar, se traslade responsabilidades a las Fuerzas Armadas, sólo porque se trata de los militares, casi en una práctica de lavada de manos.

En otros tiempos, desde el interior de las Fuerzas Armadas asumían que si para todos se los requería, mejor asumían el poder del Estado; y, así se llegó a varias dictaduras.

En días recientes han sido requeridas para que custodien los exteriores de los centros de detención, por los gravísimos niveles de violencia que a su interior se han producido, ¿hasta cuándo?, ¿y qué se va a hacer para desmontar las estructuras mafiosas que son dominantes en esos establecimientos?. La presencia militar debe ser temporal, para nada, una solución a largo plazo.
El Presidente de la Comisión Interventora de la Universidad de Guayaquil también ha pedido la presencia militar en los recintos universitarios, porque estallaron dos bombas en días recientes.

La violencia en esa Universidad tiene el antecedente de la corrupción en que la hundió el correato. El Consejo de Educación Superior CES conoció de las denuncias y la evidencia de la corrupción y nada hizo, hasta que en octubre del 2018, optó por la designación de la Comisión Interventora que no ha abierto espacio de diálogo con los estamentos de la Universidad, maestros, estudiantes y trabajadores, cuando es lo que requiere la Institución, antes que la amenaza de la fuerza pública.

Correa colocó al sector petrolero en estado de excepción los años 2008 y 2009 y, para el efecto, utilizó a la Fuerza Naval, a fin de darle una fachada ética. Luego, montó su propia estructura con la que se multiplicaron los actos de corrupción.

También las Fuerzas Armadas, con sus empresas y servicios, deben tener cuidado con los contratos que celebren. Hay empresas que han buscado contratar con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, para tener protección militar, que se puede convertir en represión.

El valor ético de las Fuerzas Armadas y su respetabilidad deben estar sobre todas las circunstancias.