Simón Espinosa Cordero

Fake News 2041

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 343
Sorprendido 2
Contento 103
Domingo 31 de enero 2021

¿Dónde estaba Guillermo Lasso el jueves 30 de enero de 2041? -Vendiendo en una tienda de barrio. ¿Y Carlos Sagnay de la Bastida? -Haciendo propaganda de su sexta candidatura presidencial. -¿Y Gustavo Larrea? Escribiendo su primera novela “El comandante Juan”. -¿Y Ximena Peña? En Santiago de Chile recibiendo la condecoración “Estrella Solitaria”. -¿Y Lucio Gutiérrez ? Haciendo cuentas de las ventas de la cadena familiar “Cebiches Forajidos”. -Y ¿Pedro Freile? Enseñando alemán en la Universidad Yachay Dos.-¿Y Giovanny Andrade? En el IESS de Guayaquil burundangado desde hace veinte años.-¿Y Guillermo Celi? Persiguiendo a “Los Choneros” que se habían apropiado de la esplanada “Refinería del Pacífico Cero”. -Y Paúl Carrasco? Respondiendo una entrevista en la Televisión Chola Cuencana: “Yo fui tres veces prefecto provincial del Azuay y el finado Yacu Pérez, solo una vez”. -¿Y el Yacu Pérez? Con la Pacha Mama, pues se había ahogado en Cununyacu. -¿Y Xavier Hervas? Viajando con su esposa hacia Honolulu en el barco Nipón Maru, Vigesimosexto Programa de la Juventud Internacional del Pacífico.-¿Y César Montúfar? Vendiendo en bicicleta Cesar’s Salads.-¿E Isidro Romero? Exportando Copas Libertadores llenas de chochos, boldo y anís. -¿Y Gerson Almeida? Explicando el salmo: “El Señor es mi pastor, nada me ha faltado menos la presidencia”. -¿Y Juan Fernando Velasco? Cantando: “Siempre que me pregunto que cuándo, cómo y dónde, yo siempre me respondo: quizás, quizás, quizás”. -¿Y Andrés Arauz? Ya nuay. Lo arrastraron porque no cumplió con los mil dólares.

Como hay tanta madre soltera de 14 añitos, van a poner la edad del voto desde los catorce. Y como va llegando al Poder tanto prontuariado, van a poner como requisitos para obtener la cédula de identidad, certificado de nacimiento y de grillete en el tobillo. Quienes no reúnan este par de requisitos no podrán ejercer ningún cargo público ni mucho menos ser candidatos para cualquier elección popular, incluida la Reina de Quito.
No hay salvación para nuestra patria a no ser que el santo Hermano Miguel de las Escuelas Cristianas y de los pies torcidos sin carné de discapacitado logre que vengan a gobernarnos los marcianos con más dólares que los cien súper-mil millonarios iusaítas y prohíban trabajar y obliguen a estudiar a todos durante treinta años seguidos, a bañarse tres veces al día, a dominar el análisis sintáctico-gramatical y dólar robado, mano cortada. Al cabo de esos años seremos la República Ecuatorial de Singapur. Es mi oferta de campaña notarizada en la notaría 666 regida por el notario Anticristo. Doy fe de que si yo fuera ministro de Petróleo y Minas habría vacunado primero a mi bisabuelita sin temor al clamoreo casi universal de nuestra sociedad que filtra el mosquito y se traga el camello. Además, suprimiría el impuesto a la renta, el IVA y las propinas para que haya dinero y con él la felicidad que anhelamos.