Enrique Echeverría

Lección para gobernar

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 49
Lunes 30 de julio 2018

La vida enseña lecciones, pero hay personas que no las aprenden. Creen que no son para ellas y, bajo impulsos, incurren en excesos temerarios.

En nuestro país el caso más reciente es aquel del ex presidente Rafael Correa y su paso por el más alto poder político. Utilizando el miedo, la sanción, la cárcel para los opositores; haciendo uso de intolerancia y obsecuencia de subalternos que guardaron silencio sobre actos contrarios a la ley y aprovechamiento de los bienes públicos para sus insaciables bolsillos, crearon un régimen oprobioso e injusto.

La justicia complaciente, también temerosa, fue utilizada.

El ex presidente propuso 10 demandas entre civiles y penales. De las primeras, las más notables fueron: contra la empresa del Diario El Universo, reclamando perjuicios por USD 40 millones. Notorio también fue el juicio contra un banco en el que obtuvo sentencia favorable y cobró USD 600 mil.

No contó, olvidando la historia, que en el Ecuador nunca –desde la época de la Colonia- el pueblo ha sido propenso a inclinar la cabeza y obedecer ciegamente los abusos.

Diario La Hora, los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita (con más notoriedad Fernando Villavicencio y Martín Pallares) no fueron ajenos a la persecución. Ciertas “autoridades” nunca pensaron que Fernando Villavicencio, a quien pretendieron llevarlo hasta la insolvencia, tenía información amplia y grave sobre los actos de corrupción de algunos que formaban parte del Gobierno de Correa y que, más tarde, han originado responsabilidades por las que un ex vicepresidente y ex ministros se hallan procesados, algunos con sentencia y otros prófugos del país. Ahora, el propio ex presidente está sufriendo consecuencias personales en el juicio penal por el feo delito de secuestro del ex asambleísta Fernando Balda.

Una Jueza de la máxima Corte, la señora Daniela Camacho, quien no se ubica como “sumisa”, igual que algunas legisladoras del correísmo, emitió orden de prisión preventiva por su participación en aquel episodio consumado en Colombia y que contó con la intervención de personal de “inteligencia” del Gobierno nacional, en el que -se revela- tuvo conocimiento del ex jefe de Estado sobre el financiamiento y consumación.

Siete abogados –cinco en el Ecuador y dos en el extranjero- están encargados de su defensa. El último ensayo fue el recurso de apelación de la orden de prisión preventiva, pero le fue negado por una Sala de tres Magistrados de la Corte Nacional. También está solicitado que la Interpol lo traiga al Ecuador y lo entregue. Que esta dura lección ilustre a todos cuantos, en el futuro, pretendan subyugar a personas dispuestas a luchar, sin temor a represalias y prisiones, por la libertad, la justicia, la honradez y la moral.