Vicente Albornoz Guarderas

Énfasis en crecer

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Domingo 09 de octubre 2011
9 de October de 2011 00:45

Perú y Chile han puesto mucho énfasis en que sus economías crezcan. Pero en el primer país acaban de elegir un presidente con un pasado populista y en el segundo están siendo sacudidos por grandes manifestaciones por la educación. ¿Significa eso que el modelo no funcionó? Al contrario, todo esto demuestra que el modelo funcionó extraordinariamente bien.

Veamos el caso del Perú. Sin duda Ollanta Humala es un político con poca experiencia y varias cosas de su pasado lo ubican en la línea del más puro populismo autoritario latinoamericano. Pero cuando se hizo cargo de la presidencia de su país, las políticas que aplicó fueron sensatas.

Ha dejado relegados a ministerios sin poder a sus allegados de izquierda, mientras que ha entregado los principales cargos a técnicos moderados. No ha convocado a asambleas constituyentes y, si bien ha subido los impuestos a las empresas mineras, lo ha hecho de tal manera que el Perú sigue siendo atractivo a la inversión extranjera en ese sector.

Además, ha mantenido la seguridad jurídica y las relaciones cordiales con los mercados financieros internacionales. En otras palabras, no ha roto con las políticas claves para que el Perú continúe en la senda del crecimiento.

Hace cinco años, cuando fue candidato por primera vez, Humala predicaba políticas muy distintas a las que está aplicando hoy. ¿Cómo explicar su conversión a la sensatez? Posiblemente se dio cuenta que el modelo peruano funciona y que los modelos alternativos están colapsando. Todo indicaría que el progreso en Perú fue tan grande que fue capaz de transformar a Humala.

Ahora veamos el caso de Chile, donde ha habido manifestaciones de hasta 150.000 personas exigiendo cambios en el sistema educativo. La clase media chilena exige una educación de calidad que les permita ser capaces de progresar en un mundo cada vez más globalizado. ¿No les da envidia? A mí me da envidia, porque esas protestas reflejan que en Chile el nivel de desarrollo es tal que la principal preocupación de la gente es tener una educación de calidad.

Significa que las necesidades básicas están cubiertas y que las personas empiezan a preocuparse por temas más complejos y de largo plazo. En realidad, las manifestaciones no son porque el sistema no ha funcionado, sino que ha funcionado tan bien que Chile ya está en un nivel de desarrollo tan alto que su población se puede dar el lujo de preocuparse por esos temas.

El mérito del crecimiento económico peruano es haber transformado a Humala, mientras que en Chile es haber creado una clase media muy grande, capaz de priorizar las cosas realmente importantes para que su país pueda progresar en el siglo XXI. Sin ánimo de ser repetitivo, declaro que siento envidia cuando veo ese desarrollo.