Uruguay y la transición en paz, un buen ejemplo

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 18
Domingo 01 de diciembre 2019

Una vez más la democracia uruguaya se distingue entre las de otros países de Sudamérica. El Triunfo de Luis Lacalle Pou fue saludado por su rival.

El Presidente electo asumirá el mando el próximo 1 de marzo, y la transición tiene visos de tranquilidad y sensatez -pese a que se trata de un cambio de tendencia-, como debe ser en un país donde el valor de la democracia sea un bien preciado.

Luis Lacalle, del Partido Nacional, recibió el 48,8% de los votos. Daniel Martínez, su contendor, del Frente Amplio, el 47,3%.

Luego del resultado en la primera vuelta, Lacalle captó el apoyo total de otras tendencias opositoras al izquierdista Frente Amplio. Plegaron el Partido Colorado, el polémico Cabildo Abierto, el Partido Independiente, el Partido de la Gente, estos dos últimos con pequeños respaldos.

El Frente Amplio ganó en la capital, Montevideo, y en Canelones. En el resto del mapa electoral, el Partido Nacional obtuvo su labrado triunfo.

El Frente Amplio surgió como una entente de varios partidos de izquierda y progresistas y fue la plataforma para los triunfos de los presidentes Tabaré Vázquez y José Mujica. Ambos mandatarios, con matices, plegaron a ciertas alianzas con otras fuerzas de izquierda y hasta populistas del continente.

Sin embargo, la tradición de un pueblo culto, civilizado y progresista, que nunca dejó de mostrar sus desequilibrios sociales pero supo hacer su debate político con altura, y valora la democracia en grado sumo, lo distingue de otros procesos agitados y arbitrarios que se observan en la geografía circundante.

En la noche de la elección, el conteo oficial daba una ventaja a Lacalle pero quedaban varias mesas por resolver. Si bien es cierto su opositor no llamó a felicitarlo, sí lo hizo entonces el presidente Tabaré Vázquez.

Martínez, quien perdió la elección tras el recuento final, reconoció el viernes su derrota y saludó al Presidente electo por redes sociales. Y ya mantuvo una reunión que calificó como constructiva.
“Acordamos seguir dialogando”. Todo un buen ejemplo en medio de la convulsión.