Tragedias en las vías

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12

Dos carreteras lejanas en nuestra geografía; causas parecidas y un dolor idéntico. 36 muertos, decenas de heridos y familias golpeadas para siempre.

En el país sigue aumentando la lista macabra de víctimas. El accidente de un bus con problemas mecánicos manifiestos, lleno de partidarios de Barcelona, enlutó el domingo a la hinchada del equipo más popular del Ecuador y a todo el país. Tras acompañar al equipo a un partido en Cuenca, 12 entusiastas hinchas hallaron la muerte.

A poco más de un día, en las cercanías de Pifo, a bordo de un bus de matrícula colombiana, que venía con pasajeros de Venezuela y Colombia desde Neiva por una ruta oriental, 24 personas perdieron la vida de modo absurdo.

Mientras las investigaciones llegan al fondo, la cooperativa del autobús donde viajaban los hinchas está suspendida. Las contradicciones entre los datos del bus que venía de Colombia afloran. Se remueven autoridades y el presidente Lenín Moreno reacciona y anuncia radares en todas las carreteras. La intención es positiva pero su puesta en vigor e instalación no es cosa fácil ni inmediata, y el precio es alto.

Son necesarios controles técnicos adecuados, deben retomarse las normas de revisión cuya periodicidad el expresidente Correa amplió. Cabe exigir, pues la tecnología lo permite, equipos inhibidores de velocidad para buses y camiones. Además, una preparación profesional y humana de los conductores. Una vida vale oro.