Más seguridad, más que un plan, tarea de todos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 14
Jueves 05 de septiembre 2019

La integración e interacción del Plan Más Seguridad en Guayaquil es una buena noticia para todo el Ecuador.

Al fin se pusieron de acuerdo el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Guayaquil por una causa justa.

Con un simulacro de la operación en la Corporación para la Seguridad Ciudadana Municipal en Guayaquil, la unificación de todas las llamadas al ECU 911 es un paso positivo.

La suma de las cámaras que tiene el Municipio de Guayaquil y las del ECU 911 potencia resultados. En total son ahora 1 712 cámaras. Pronto se instalarán 100 más en las afueras de los colegios. En breve, el ECU 911 colocará otras 270 cámaras. Por ahora se abarca las tres cuartas partes de las zonas críticas de Guayaquil. Además se incorporarán más patrulleros.

La prueba mostró cómo el seguimiento de una zona vigilada por una cámara municipal tiene continuidad en las pantallas del ECU 911 potenciando la vigilancia. ¡Muy bien!

Para faltan muchas cosas. Hay que mejorar la velocidad de la respuesta, aligerar las preguntas en el centro de monitoreo y dar una respuesta lo más rápida posible. Es inaudito además que haya llamadas de bromistas, desvío de personal de emergencia y hasta pedido de pizzas.

Tampoco es aceptable que criterios obtusos primen. Un caso concreto es aquel del asalto a un hotel de Guayaquil. Alguna autoridad insiste en la acusación particular para seguir con el expediente. Absurdo, para eso existen los delitos pesquisables de oficio. Los delincuentes como los que asaltaron el hotel deben ser detenidos, ir a juicio sin esperar la acusación particular. Las personas tienen miedo. Para eso tenemos autoridades que deben actuar en nombre de la vindicta pública. Basta de lentitud o complicidad para responder de modo efectivo y cumplir la ley.

También es inaudito - como denunció la ministra María Paula Romo, que se compruebe, que un asaltante tiene más de 50 detenciones. Quiere decir que 50 veces los jueces lo han dejado en libertad. Que la Judicatura investigue y actúe. Además, el patrullaje militar para control de armas debe ser más extenso e intensivo.