Quito: restricción vehicular, a prueba en las calles

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Sábado 14 de septiembre 2019

La restricción vehicular dentro del perímetro nuclear de la ciudad de Quito se impuso y está puesta a prueba. La limitación sacó miles de automotores de circulación entre las 05:00 y las 20:00 de cada día.

Aunque hará falta una evaluación técnica hay algunos aspectos que cabe anotar. La aplicación de Hoy no circula tiene pros y contra, como toda decisión polémica. Es verdad que uno de los problemas medulares de la capital es el del tráfico denso.

Pero es verdad, también, que la mayoría de gente se mueve en transporte público. Esos miles de vecinos de Quito se han visto afectados con el Hoy no circula, ya que miles de conductores particulares se han volcado a utilizar el transporte masivo y las unidades lucen más llenas, en especial en las horas pico.

Cierto es que una solución integral debe llegar para cuando entre en pleno funcionamiento el Metro. Eso sucederá en el segundo semestre del año 2020. En diciembre se entrega la obra física. En enero empiezan seis meses de pruebas operativas.

Mientras, el Cabildo debe cerrar un contrato con una empresa operadora. Esa firma debe acreditar amplia experiencia. Ganar dinero, claro, pero sobre todo dar buen servicio.

El número de viajeros proyectados es de 400 000, pero varios expertos estiman que al principio apenas la ocupación diaria subirá de 200 000, Eso puede generar menos ingresos y la deuda hay que pagarla. Cabe una adecuada planificación financiera.

No esta claro si el Hoy no circula durará los 8 meses de las obras de repavimentación que, por lo demás, son solamente en algunos sitios clave pero no abarcan toda la urbe.

El vicealcalde Santiago Guarderas dijo en EcuadoRadio que se rotará el día de restricción de acuerdo con el número de terminación de la placa para evitar que la gente compre otro auto. Eso supone un problema para quienes hayan planificado una estrategia de movilización, acomodado horarios y trazado sus planes. La actividad comercial y varios servicios no se deben paralizar, un tropiezo que puede abundar en recesión. Hay que dar soluciones globales y justas.