14 de October de 2011 00:02

La protesta indígena en Bolivia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente boliviano Evo Morales no logra, hasta ahora, frenar la protesta indígena que generó su decisión inicial de construir una carretera en una zona protegida. Tampoco ha sido suficiente la sanción, por parte de la Asamblea de Bolivia, de una ley que suspende la obra cuestionada a la espera de que los habitantes de la región afectada la aprueben.

La chispa inicial se encendió por la dura represión gubernamental a las protestas iniciales, que le costaron a Morales varias renuncias de su gabinete y motivaron una marcha indígena que llegará a La Paz la próxima semana, acompañada de activistas ambientales y políticos de la oposición.

La ley aprobada por la Asamblea boliviana confirma la decisión del Presidente de suspender la obra, y también recoge en su mayoría los pedidos de los marchantes, entre los que se destaca una consulta vinculante a los pobladores del parque Tipnis sobre cualquier obra que se quiera construir. Pero ahora los manifestantes quieren dialogar directamente con Morales.

Esa es una muestra de hasta dónde pueden llegar los actos políticos inconsultos, y hasta dónde pueden llegar las reacciones, que a veces se convierten en puntos de honor. Eso es lo que debe evitar en todo momento un gobernante, pero tampoco eso quiere decir que deba regir su acción en función de temas tabú que resultan intocables. En el caso ecuatoriano, la lista empieza por el precio del gas.

Nada mejor que un gobierno que sepa escuchar y que consulte sobre temas que la sociedad o un grupo de ella considera delicados por razones ambientales, sociales o económicas. La práctica demuestra que ni el apoyo en las urnas ni la popularidad son capitales inagotables cuando se ignoran las voces de los posibles afectados o cuando, peor todavía, se reprime para tratar de acallarlas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)