Prelibertad: fórmula para bajar el hacinamiento

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Miércoles 07 de agosto 2019

Cuando los detenidos cumplen el 60% de la pena pueden iniciar sus trámites para el proceso de prelibertad.

Esta norma está vigente desde la aprobación del Código Orgánico Integral Penal (COIP) que entró en vigor en el año 2014.

Antes se estimaba la rebaja de penas de otra manera y la prelibertad, con el 40% de la pena cumplida.

El hacinamiento es uno de los principales problemas de los centros de rehabilitación en el país. Esta realidad de sobrepoblación carcelaria es uno de los problemas que aquejan al sistema que continúa en estado de excepción por decreto presidencial. Se suman la violencia, los delitos contra la vida y el sistema de comercio de sustancias prohibidas en las cárceles y la penetración de armas.

Pero si con el despacho de 1 600 causas de prelibertad y si se siguen los procesos de otras 6 000 carpetas represadas se bajan ciertos problemas de hacinamiento, hay otros temas por resolver y son graves.

En cuanto a la norma misma todo un debate se formula en la sociedad. Una flexibilidad de tal dimensión propende a bajar la población carcelaria, pero, ¿puede hablarse de una reinserción de los detenidos con una auténtica rehabilitación?

¿Está bien una norma general de esta magnitud para delincuentes condenados por abuso sexual y violación, asesinato o narcotráfico a gran escala? Es un debate sobre el que la sociedad no se ha puesto de acuerdo, más allá de la norma general aprobada por los legisladores.

Los detenidos que se acogen al derecho de libertad con el 60% de sus penas debieran cumplir con todos los requisitos revisados con jueces especializados que por el momento no hay en el Ecuador.

Además deben portar grilletes electrónicos (¿habrá algunos aparatos que funcionen?) o tienen la obligación presentarse ante la autoridad con cierta periodicidad para no perder su condición de prelibertad.

El hacinamiento, un tema de la problemática carcelaria, debe abordarse de forma responsable como parte de la solución integral. ¿Será que así mejora la seguridad en las calles?