La pobreza y el desempleo bajan, pero no lo suficiente

El crecimiento de la economía es el mejor antídoto contra el desempleo y la pobreza. Y el año pasado fue una muestra de aquello. Luego de registrar una gran caída en la producción nacional (-7,8%) en el 2020, debido a los efectos de la pandemia, la economía ecuatoriana apenas repuntó un 3,5% el año pasado, que sirvió para mejorar los indicadores laborales y reducir la pobreza, aunque no lo suficiente como para llegar a los niveles prepandemia

Los datos publicados ayer por el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censo (INEC) muestran que el empleo adecuado mejoró en 3,5 puntos porcentuales el año pasado respecto al 2020, lo cual significa que más trabajadores recibieron todos los beneficios sociales y ganaron al menos el salario básico.

Lo anterior fue más notorio en las zonas urbanas, donde unas 350 000 personas más lograron acceder a un empleo adecuado.
Asimismo, la pobreza -medida por ingresos- se redujo a escala nacional el 2021. Hay que aclarar que se consideró a una persona pobre si en diciembre del año pasado percibió un ingreso menor a USD 85,60 mensuales. Y es pobre extremo si obtuvo menos de USD 48,24. Con base en lo anterior, la pobreza cayó en 5,3 puntos porcentuales a escala nacional, mientras que la pobreza extrema cayó en 4,9 puntos. Esto también fue más notorio en las ciudades que en las zonas rurales del país.

Luego del efecto ‘rebote’ de la economía en el 2021 era previsible un mejoramiento de los indicadores laborales y una reducción de la pobreza. Sin embargo, esos ‘logros’ son relativos porque las cifras se están comparando con un año históricamente recesivo como fue el 2020.

El empleo adecuado, por ejemplo, que el año pasado cerró en 33%, en años prepandemia ha estado sobre el 40%. Y la pobreza por ingresos, que venía cayendo sostenidamente por décadas, incluso llegó a niveles cercanos al 21% en el 2017. Luego empezó a crecer por la crisis económica que vivió el país y que se ha evidenciado en bajas tasas de crecimiento. Para que el empleo mejore y siga cayendo la pobreza hay que crecer a tasas sobre el 5%.