El país, en medio del bloqueo político

La situación política es compleja. El Presidente señaló a quienes él considera responsables de una conspiración contra el ejercicio de su mandato y los acusados responden y atribuyen tal reacción a una serie de factores relacionados con la administración gubernamental.

Más allá de los epítetos y acusaciones mutuas que se han vertido entre los actores de esta controversia de poderes políticos, el país está en medio y resulta, una vez más, afectado por una suerte de estancamiento.

El anuncio de una fragmentación del proyecto de Ley de Creación de Oportunidades, en tres iniciativas legales (tributaria, laboral y de inversiones), así como la corrección de aquellos errores detectados por la sociedad civil, antes de su nuevo envío a la Asamblea, pueden ser una fórmula que ayude a destrabar el bloqueo entre Ejecutivo y Legislativo.

Pero la figura del Presidente de la República, en medio de una investigación por los denominados ‘Pandora Papers’, no baja la tensión ante los posibles escenarios que pueden derivarse de ese proceso en la Comisión de Garantías Constitucionales.

El Mandatario ha dicho que acudirá a esa instancia legislativa a informar sobre las investigaciones periodísticas que lo vinculan con empresas ‘offshore’ en paraísos fiscales. No obstante, voces en el interior de la Asamblea anticipan tal veredicto incluso antes de su comparecencia.

A la incómoda situación entre los principales poderes del Estado se suman otros actores que, desde la perspectiva de sus intereses particulares, también reclaman por la falta de atención de las autoridades.

Los transportistas, que exigen definiciones en el tema de la focalización de los combustibles, y los médicos, que reclaman estabilidad laboral y dotación de insumos y medicinas en el sistema de salud público.

La situación actual del país demanda una actitud más reflexiva y enfocada en cómo solucionar las principales necesidades. Las secuelas de la crisis sanitaria son patentes; y en medio del bloqueo político, las salidas se reducen al comportamiento emocional de sus representantes.

Suplementos digitales