Playas con malos sistemas de alcantarillado

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Jueves 05 de marzo 2020

Tras el enojoso episodio de Salinas en carnaval, este Diario pulsó el tema de evacuaciones
al océano en diferentes balnearios. Urgen
acciones conjuntas de los GADs y el Gobierno.

Varias de las playas ecuatorianas situadas junto a distintos poblados afrontan un problema común: el desfogue de aguas lluvias y alcantarillas al mar.

Salinas fue un ejemplo -un mal ejemplo- de lo que sucede e ilustra una situación llevada al límite. En pleno feriado y con las playas abarrotadas, luego de una intensa lluvia, el Cabildo decidió evacuar las aguas al mar. Lo hizo en pleno día.

Es verdad que la saturación de las calles por el aguacero rozaba los límites y amenazaba inundar varias casas. Pero el ente edilicio tiene asignados recursos para construir un nuevo sistema de alcantarillado que supere el obsoleto.

Este Diario hizo un trabajo periodístico en varios sitios playeros y la historia fue parecida.

Manta es una ciudad grande y allí el problema es crítico. Si las alcantarillas no dan abasto para recibir, filtrar y evacuar las aguas servidas, los usuarios establecen conexiones directas sin pasar por el sistema municipal. ¡Terrible!

En el norte de Manabí, dos poblaciones próximas al mar muestran situaciones parecidas. Es lo que sucede en Pedernales y San Vicente.

En Atacames y Tonsupa también hay problemas y estos dos balnearios son dos de los más populares que reciben cada temporada a miles y miles de turistas de Quito y otras ciudades.

Si el agua lluvia y las aguas servidas se vierten al mar, los impactos ambientales y sanitarios son fuertes. Mal olor, contaminación, eventuales alergias en la piel, enfermedades, son algunas de las posibles afectaciones.

Pero, por lo visto, el tema va más allá de la precaria acción de los cabildos. Hacen falta políticas públicas que involucren a los Gobiernos Autónomos Descentralizados.

La idea sería formular normas certeras. La consecución de líneas de crédito nacionales e internacionales es clave para el financiamiento.

Algo tiene que hacer y decir el Ministerio de Ambiente, que cuenta desde ayer con un nuevo titular.

Desde luego, el turismo en las zonas mencionadas, y otras más, se ve afectado, y los operadores protestan. Esta situación debe cambiar.