Una medida para aliviar al sector exportador

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 10
Martes 23 de abril 2019

Como parte de la Ley de Fomento Productivo, vigente desde agosto, los exportadores accederán a la devolución inmediata del impuesto al valor agregado (IVA) desde fin de mes.

El Servicio de Rentas Internas ya estableció las normas que regulan el procedimiento y los requisitos para la devolución del IVA a los exportadores de bienes. Las solicitudes de devolución se presentarán por períodos mensuales, excepto cuando los bienes objeto de la exportación sean de producción o elaboración cíclica mayor a un mes.

Esta medida es parte de las acciones que el sector demanda para poder competir en mejores condiciones en el duro mercado mundial.

Las exportaciones no petroleras crecieron 2,5% en el primer bimestre del año, en comparación con igual período del 2018. La cifra refleja una recuperación después de que en enero se registrara una caída.

De los cuatro productos tradicionales, el que más crecimiento experimentó fue el cacao, debido tanto a la producción de los nuevos cultivos como a los mejores precios.

El banano y el camarón crecieron en menor medida, junto con las flores, aunque se trata de productos que, por su volumen, generan los mayores ingresos de divisas al país.

Las exportaciones textiles y la elaboración de prendas de vestir también mejoraron en este período.

La devolución inmediata del IVA es una medida importante y ayudará en parte a levantar al sector, dado que el tiempo de espera ha sido dilatado y ello afectaba las finanzas de quienes se dedican a las ventas externas.

Pero si hay algo en lo cual coinciden los representantes de los gremios es la necesidad de mejorar la producción y la productividad para competir en mejores condiciones. Uno de los pedidos es el acceso a créditos en condiciones blandas, aunque el tema también pasa por invertir más en investigación y desarrollo.

De modo concomitante, el sector productivo espera la reforma laboral, que puede traer menos inflexibilidad en la contratación de mano de obra y así mejorar los deteriorados indicadores laborales.