La flota de pesqueros chinos y la reserva marina

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 11
Lunes 27 de julio 2020

La soberanía se debe defender con acciones enérgicas y oportunas. Una flota de 260 pesqueros navega próxima al mar territorial ecuatoriano.

Se trata de barcos pesqueros chinos que bordean el límite de las aguas continentales y aquel que circunda las islas Galápagos.

El Gobierno ecuatoriano ha expresado al Régimen chino su profunda preocupación, conforme informó el ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Luis Gallegos.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, ha dicho que se preservará la soberanía nacional, no solo de la flota pesquera china sino de cualquiera con naves de bandera de otros países.

El Ecuador suscribió la Convención del Mar de Naciones Unidas, Convemar, en 1992.

La proximidad de flotas pesqueras es monitoreada permanentemente y los mapas de calor satelitales que muestran las fotografías publicadas las reflejan al detalle.

Desde las islas Galápagos, las fotografías de las luminarias poderosas de los barcos chinos han sido captadas y profusamente divulgadas por las redes sociales a todo el mundo.

#SOSGalápagos es la etiqueta de alerta que envían los grupos ambientales que ven amenazadas a las especies marinas. Se trata de una zona tan biodiversa que es considerada un santuario mundial de la naturaleza.

Pocos días atrás se supo la noticia de la pérdida de rastro del tiburón ballena bautizado como Esperanza, que tenía un dispositivo satelital. Sus señales ya no aparecen en radares.

Esto hizo disparar otras alarmas.

El 2017, en esta misma época, Ecuador capturó un barco chino y juzgó a su tripulación por haber entrado en aguas territoriales ecuatorianas.

Ese barco ha sido renombrado como Hualcopo y ahora cumple labores de patrullaje. Los esfuerzos de la Armada podrán ser gigantes para preservar las zonas soberanas, pero hay que reconocer que los recursos, naves y equipos son modestos.

Además hay otra dificultad evidente: la condición migratoria de los cardúmenes. Es necesario exigir respeto pero además buscar solidaridad y, sobre todo, asistencia especializada.