Una economía frágil con pocos horizontes

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Viernes 20 de marzo 2020

La pandemia del coronavirus lastima la vida de millones de personas en el planeta y frena la economía mundial.

Las noticias malas llegaron desde China. Pero ayer, de ese gran país se tuvo una noticia positiva: un día sin nuevos contagios del covid-19. La importancia de esa potencia en la economía mundial es capital, mucho más en un mundo de negocios interconectados e interdependientes.
China es gran comprador de petróleo y su paralización de transporte, fábricas, educación y movilización humana durante semanas sacudió el mercado mundial del crudo.

Los tres productores mundiales de petróleo más importantes también juegan su papel. Estados Unidos guarda su producción y suspende la de esquisto; mientras tanto, Arabia Saudita inunda el mercado por su inédito ‘impasse’ con Rusia.

El precio del crudo internacional se derrumbó en los últimos días. Llegó este miércoles a menos de USD 20 por barril, para nuestro crudo marcador (West Texas Intermediate). Ya se sabe que el petróleo ecuatoriano tiene, además, un castigo por calidad.

El problema es que el Presupuesto 2020 cifraba un estimado de USD 51, mucho más alto que la realidad tras la crisis. La economía del Estado depende en buena medida del petróleo.

El ministro de Energía, René Ortiz, mostró, en una entrevista con Ecuadoradio, un moderado optimismo por el repunte leve del precio. Este subió a USD 25 por barril ayer.

Las exportaciones, y los ingresos que generan, también atraviesan dificultades. Aunque se ve con esperanza la pronta reapertura del mercado chino para el camarón y frutas.

La gran crisis de paralización que acarrea el coronavirus es evidente. Además de los sectores agrícola, de alimentos y bebidas, que siguen trabajando con dificultad para mantener abastecido al mercado, el sector de medicinas sigue su marcha. Todos los otros sectores ven problemas.

La Asociación de Bancos Privados promete créditos por USD 12 000 millones para la reactivación y un banco anuncia beneficios especiales.

Primero cuidar la salud, salvar la vida y el día después, a levantarnos.