Chile va a devolución parcial de fondo previsional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 3
Domingo 26 de julio 2020

El sistema de seguridad social chileno es uno de los más observados en todo el continente. Ahora hay cambios.

Es que la reforma política que terminó aprobando el Senado y sancionando el presidente Sebastián Piñera, puede suponer el retiro de hasta USD 20 000 millones del fondo.

El sistema previsional se instaló en Chile, tras un largo y polémico debate nacional. Se trata de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) de carácter privado, que compiten por los ahorros de la seguridad social de los chilenos.

Los capitales de esas empresas se mueven en la bolsa, al punto que han cambiado de manos y hoy son grandes empresas, especialmente estadounidenses, las propietarias.

El sistema de cuenta única individual o el sistema de subsidiariedad y solidaridad es un debate filosófico alrededor de las pensiones jubilares que no se agota y parece perenne.

El caso chileno, empleado como ejemplar para los que buscan seguirlo, o denostado por sus detractores, es digno de un estudio profundo.

Hay que partir de que este retiro, que podría llegar a altas cifras, supondrá que las pensiones jubilares contarán con un 10% menos de dinero ahorrado y se mermarán. Pero ya había el reclamo de que las cifras que recibían los afiliados no se parecían en nada a lo ofertado.

Nadie desconoce que muchas personas que retiren voluntariamente aquel 10% lo harán obligadas por los impactos socioeconómicos de la pandemia arrasadora. Aunque en realidad ese debate estaba presente desde mucho antes en Chile, y en octubre pasado fue uno de los puntos fuertes de las jornadas de protesta.

Las manifestaciones fueron las más notables desde la dictadura de Pinochet, sembraron el caos y mostraron las costuras de un sistema de macroeconomía sana pero de una honda brecha social que sacude a la propia democracia y su arquitectura.

El debate legislativo no tocó, sin embargo, el sistema de seguridad social y de ahorro previsional, como estaba previsto en la propuesta. Por ahora, es vista por los promotores como un triunfo simbólico.