El mundo no debe bajar la guardia ante Ómicron

Mientras la economía mundial, impulsada por el consumo, la vacunación y otros factores, protagoniza un dinámico repunte; la ola de contagios de covid, asociada al auge de la variante Ómicron, continúa creciendo a un ritmo nunca antes visto en la pandemia, con un aumento del 70% de los casos en el mundo.

En las últimas 24 horas, por ejemplo, se registró una nueva cifra récord de 2,6 millones de casos, de acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La curva de casos continúa su ascenso exponencial y el actual récord casi triplica el que antes de la actual ola se había medido en abril de 2021, con 900 000 casos, debido entonces al auge de la variante Delta.

Los fuertes aumentos de contagios actuales, muchos asociados a la variante Ómicron, se registran especialmente en regiones como Europa (en las últimas 24 horas confirmó 1,2 millones de casos), América (1,1 millones) y Asia Oriental (105 000).

Según un recuento de la Universidad Johns Hopkins, el número de contagios conocidos de covid, un virus que se dio a conocer hace poco más de dos años, alcanzó los 300 338 680. Los datos actualizados de muertes en todo el mundo son de 5 472 939, con Estados Unidos a la cabeza (833 988), seguido por los 619 654 fallecidos de Brasil. En el caso de Ecuador se reportan 33 699 personas fallecidas y 559 950 contagiadas.

Ante este panorama, sigue siendo prematuro concluir que la variante Ómicron sea una nueva etapa más ligera del coronavirus. La creciente opinión de que esta variante, que está matando gente, podría ser la última de la pandemia, ya que llevaría a inmunizar a ese importante porcentaje de la población que se está contagiando, es excesivamente optimista.

Sin duda, la pandemia de covid y sus derivaciones seguirán marcando la pauta este 2022. Ómicron continuará manteniendo el mundo a sus pies con la velocidad de sus contagios y nuevas restricciones que hacen más difícil la vida de las personas. Ecuador no será la excepción; de hecho, hace varias semanas el incremento de casos es evidente, aunque no su letalidad.

Suplementos digitales