Julián Assange, la saga interminable

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 32
Jueves 25 de octubre 2018

Es posible que el caso de Julián Assange sea uno de los más paradójicos en la historia de la institución del asilo político internacional, pues ha estado lleno de incidentes y, por último, termina en una demanda del beneficiario contra el Estado que da el beneficio.

Para empezar, la decisión tomada en su momento por el expresidente Correa encarna una contradicción de fondo: quien pisoteó la libertad de expresión de modo sistemático enarboló esa bandera para defender al ciberpirata australiano. Jamás habría permitido que alguien hiciera esas actividades contra su Gobierno.

La permanencia de Assange en la Embajada de Ecuador en Londres se ha caracterizado por su permanente reticencia a cumplir con protocolos mínimos de convivencia y su irrespeto a las normas del asilo. Los llamados de atención frente a los desplantes de Assange no impidieron que el anterior Gobierno intentara una movida que terminó en un fiasco.

Las exautoridades deberán responder en su momento por la decisión de darle la nacionalidad ecuatoriana y gestionar ante el Reino Unido su reconocimiento como diplomático, para que pudiera dejar la Embajada.

Los últimos capítulos se remontan a marzo, cuando la Cancillería decidió cortarle las comunicaciones. Su restablecimiento está condicionado a un protocolo sobre visitas, comunicaciones y otros aspectos de su atención médica, y su incumplimiento implica la terminación del asilo.

Hace pocos días, Assange interpuso ante la justicia ecuatoriana, a través del exjuez español Baltasar Garzón, una demanda para bloquear dicho protocolo. Hoy se conocerá la decisión de la autoridad judicial.

La Cancillería prepara sus argumentos en caso de que la demanda prospere. El titular, José Valencia, recordó que es una potestad del Estado ecuatoriano comunicar y establecer las directrices para el funcionamiento de su Embajada en Londres.

Sin desconocer que de por medio hay un tema humanitario, sin duda se trata de una herencia complicada que enfrenta al personaje con un “país insignificante” que ha corrido con todos los costos y gastos.