Inicio de la ruta hacia la reactivación responsable

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Martes 15 de septiembre 2020

La pandemia marca territorios y condiciona actitudes. Es muy importante ir delineando un nuevo sendero.

La apertura de los negocios y la atención en oficinas públicas deben ser hechas con responsabilidad. Esa asunción personal del cuidado debe ser trasladada a la familia, al vecindario y a la comunidad.

Pero la aguda crisis social y económica requiere de señas claras de la voluntad de levantarse y trazar planes inmediatos y para el futuro.

El fin del estado de excepción supone varios compromisos. El primero, en el ámbito ciudadano. El segundo es la claridad de ideas sobre la reactivación de la economía. La posibilidad de revisar los rangos y condiciones de los esquemas complejos de las tasas de interés puede ser un factor de aliento productivo.

En esa línea se manifestó la Gerenta del Banco Central del Ecuador, en un diálogo con este Diario. Aunque todavía los detalles de esas tasas no se aprueban, lo importante es que se imprima un nuevo rumbo.

Tasas asequibles para productores, plazos largos para honrar deudas, requisitos que faciliten las operaciones, son algunos temas.

Hay dinero en la banca y debe colocarse para generar un círculo virtuoso. Si muchas empresas se levantan, muchas plazas de trabajo, de aquellas perdidas en la pandemia , podrán recuperarse paulatinamente.

Si el crédito de consumo es más barato, la gente puede animarse a contraer deudas que no la ahoguen.

Las políticas para la reactivación deben ser imaginativas y diversificadas, empezando por las fuentes de financiamiento para la producción en condiciones razonables.

El turismo, por ejemplo, está en crisis. Responde a factores de los vuelos internacionales y la falta de confianza de los potenciales visitantes extranjeros, pero está, además, la falta de dinero de los turistas locales. Este sector en Europa ha recibido ayudas estatales fuertes.

En el país hay que dar facilidades en la movilidad de las personas, con cuidados extremos, para levantarnos y construir nuestro futuro inmediato hasta que llegue la vacuna...