Escenario internacional favorable

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 13
Viernes 03 de mayo 2019

Ecuador tiene un mejor panorama internacional con la decisión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, de mantener intactas las tasas de interés en un rango entre 2,25% y 2,50%.

Por casi una década, el país y otras economías emergentes se beneficiaron de las tasas bajas, lo que significó menos costos financieros para los gobiernos y las empresas que se financian en el mercado internacional. También fue un estímulo para atraer capitales a las economías menos desarrolladas, que ofrecían un mejor rendimiento a inversionistas.

Con la decisión tomada el miércoles pasado, la Fed ratificó el mensaje que había enviado en marzo pasado, cuando anticipó que la baja inflación, las dudas sobre el crecimiento global y el endurecimiento de las condiciones financieras justificaban poner una pausa en su política de aumentar paulatinamente las tasas de interés.

Para el resto del 2019 no se prevén cambios en las tasas y eso implica una estabilidad en el dólar, el cual se venía fortaleciendo desde que la Fed empezó a elevar las tasas.

Un dólar estable es una buena noticia para las exportaciones ecuatorianas, las cuales habían perdido competitividad a raíz de la apreciación de la divisa estadounidense. Del otro lado, esa apreciación fue un estímulo para importar, ya que era más barato.

La Fed también señaló que la economía de Estados Unidos, principal socio comercial de Ecuador, creció 3,2% en el primer trimestre de este respecto a igual período del 2018, el mejor desempeño en cuatro años. Con una economía sólida, los estadounidenses compran más productos, lo que puede mejorar las exportaciones de bienes ecuatorianos.

Otro factor externo que suele afectar la economía ecuatoriana es el precio del petróleo. A inicio de año se cotizó por debajo de los USD 50 y desde marzo pasado bordea los 60 por barril, gracias a los recortes de producción adoptados por la OPEP, pero también por las sanciones que EE.UU. impuso a Irán y Venezuela.

La OPEP se reunirá en junio para evaluar el mercado petrolero. Si el rumbo se mantiene, Ecuador tendrá una preocupación menos este año.