Vacunas, una buena noticia entre interrogantes

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 86
Sorprendido 1
Contento 6
Domingo 24 de enero 2021

El arribo de las 8 000 vacunas al país es una buena noticia, aunque se trata de un número ínfimo frente al requerido.

Se recibieron las vacunas con un efecto mediático que incluyó a mandatarios y ministros. Incluso un arco de agua saludó el envío mínimo frente a las necesidades. Se dirá que así ha sucedido en otros países al inicio.

Se entiende que en esta semana y las subsiguientes se completará la oferta de 86 000 dosis, que servirán para 43 000 personas que trabajan en primera línea. El cumplimiento debe ser exigido por el Gobierno. No en vano, hace meses se dijo que se hizo la reserva y se adelantó dinero.

La aplicación de la vacuna debe realizarse poco a poco. El Ministro de Salud informó que se eligieron 95 centros para inocular la dosis.
Esta vacuna debe suministrarse en dos dosis y no deben pasar más de 21 días entre una y otra. El seguimiento de las personas inoculadas debe ser cabal, tanto para verificar si no presentan efectos cuanto para asegurar que reciban la segunda dosis. Caso contrario, el efecto se pierde.

Los expertos sostienen que para que la inmunización alcance a un segmento suficiente de la población se debe vacunar al 60% de la misma, mientras otros hablan del 70%.

Hay personas que no quieren dejarse vacunar. Hay otras que no son aptas para recibir las dosis, por ser menores de edad. Eso arroja de todos modos una cifra grande de personas que deben recibir la vacuna.

El Gobierno debe dar información certera sobre las cifras y las fechas para los números mayores. Sería deseable un boletín diario oficial sobre el número de personas vacunadas.

Es importante la transparencia. Se debe informar con regularidad cuánto dinero se destinó a los laboratorios. Si los pronósticos deseables de los que habla el Ministerio son cumplir con un programa amplio hasta octubre o noviembre, se trataría de miles de vacunas aplicadas diariamente. Que se entregue ese dato.

Primero deben vacunarse los médicos. Hay más de 100 000. Luego, policías y militares. ¿Alcanza para quienes custodiarán las votaciones? Las cifras y el tiempo no cuadran.