El país requiere de diálogo y mediación

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 19
Viernes 11 de octubre 2019

Es una semana plagada de tempestades y acciones absurdas. La mayoría quiere recuperar el tiempo perdido pero una minoría violenta paraliza no solo la producción sino los servicios básicos, a nombre del país.

Mientras se recupera en algo la movilidad en varias ciudades y se limpian los destrozos, ayer varias carreteras seguían cortadas y las actividades económicas afectadas.

El país amaneció con la denuncia de la muerte de dos indígenas. No se han esclarecido las causas y en la tarde hubo el sepelio de uno de ellos.

En el ágora de la Casa de la Cultura, un grupo de indígenas escuchaba arengas mientras se conoció de la retención de varios policías y periodistas. Los discursos encendidos y la palabra dura fueron la tónica. El Gobierno rechazó la retención forzada.

Una cobarde agresión sufrió el periodista de Teleamazonas, Freddy Paredes. Él cumplía su trabajo de reportería y decidió salir del lugar cuando fue atacado por detrás con una piedra que le causó heridas. Un enérgico rechazo y solidaridad.

A lo largo del día, se informó de la detención de 17 ciudadanos extranjeros que tenían en su poder valiosa información de ‘inteligencia’ sobre los desplazamientos del Presidente y el Vicepresidente. La figura de una conspiración contra la democracia y sus autoridades sigue aclarándose.

La investigación a los detenidos extranjeros debe ser profunda e identificar responsables. La infiltración de agentes de violencia motivados por algún titiritero perverso muestra que la teoría del intento de golpe de Estado tiene asidero. El discurso desestabilizador tiene responsables y líderes identificados con claridad.

La tensión sobrevino mientras lo deseable es el diálogo y la conciliación. Los esfuerzos por acercar posturas, hacer realidad un plan para el agro y las compensaciones del caso deben venir pronto con entera aceptación. Una manera de equilibrar la balanza luego de las medidas.

El país requiere el diálogo y una mediación. El Ecuador patriótico quiere trabajar, producir, construir un país de paz, desarrollo económico y progreso social. ¡Manos a la obra!