Buen año para las exportaciones no petroleras

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 11
Viernes 18 de diciembre 2020

A lo largo del presente año, excepto abril, las exportaciones del sector privado del país han sido mayores a las registradas en el 2019, lo cual es destacable en medio de la crisis generada por la pandemia del covid-19.

Las recientes cifras publicadas por el Banco Central evidenciaron un crecimiento del 10% en las exportaciones no petroleras entre enero y octubre de este año frente a igual período del 2019. Si solo se compara octubre, el crecimiento fue del 27%.

Uno de los efectos negativos de la pandemia ha sido la ralentización de los flujos comerciales, debido a la menor producción de las empresas -por el confinamiento-, las restricciones y nuevas normas de bioseguridad en las aduanas, y la menor demanda de bienes por la crisis interna en la mayoría de países del planeta.

Pero en medio de este escenario adverso en el mundo, las exportaciones de banano, cacao, madera, minerales y algunos productos industrializados aumentaron a tasas de dos y tres dígitos en los diez primeros meses de este año frente a igual período del 2019. Los cinco productos señalados concentraron el 46% del total de envíos no petroleros del Ecuador.

Las exportaciones de alimentos han tenido un desempeño positivo, entre otras cosas, porque los hábitos de los consumidores cambiaron. Las personas priorizan la compra de productos seguros y sanos, que cuenten con sellos de calidad e inocuidad.

Ecuador ha demostrado que tiene vocación y potencial para la agroexportación. Además del banano y las frutas en general, el país ya es el primer exportador de cacao en América y el cuarto a escala mundial.

La minería está escalando posiciones y es el sector más dinámico entre los productos de exportación no tradicionales. Sus ventas se quintuplicaron entre enero y octubre, totalizando USD 646 millones, un monto cercano a la exportación de flores.

El comercio exterior del país ahora se sustenta más en las empresas privadas y menos en un solo producto como el petróleo. Hasta el año pasado, el 61% de las ventas totales se basaron en las exportaciones no petroleras. Hoy es el 74% y eso es positivo.