Florida, ‘en el ojo del huracán’ del covid-19 

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 14
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Miércoles 15 de julio 2020

La Florida, uno de lo los estados más visitados del país del norte, ahora se halla en alto riesgo de expansión viral.

El condado Miami Dade es considerado el epicentro del covid-19, pues sobrepasa los 64 000 contagios y los 2 000 pacientes hospitalizados. Es un lugar visitado habitualmente por millones de turistas cada año.

Otras zonas de alta concentración de visitantes son los parques de diversiones y temáticos, que si bien están distantes Miami, son un gran atractivo para los turistas, que tienen copados los aforos hasta julio.

La apertura de dichos parques hace temer que se produzca la expansión del coronavirus, debido a la falta de suficiente distancia personal.

Hace pocos días las noticias comentaban que varios estados de la Unión tenían datos preocupantes. Estados como Florida, California, Texas o la ciudad de Nueva York, siguen siendo foco de contagio.

Si bien es cierto que muchas proyecciones hablan de un nuevo epicentro de la pandemia mundial en un futuro cercano en Latinoamérica, por ahora sigue siendo EE.UU. el que encabeza los rankings a nivel de contagios y muertes en el mundo.

Los expertos consultados por distintos medios de comunicación hacen comparaciones y sitúan a la Florida en un nivel similar a aquellos primeros días de Wuhan.

El Alcalde de Miami hace una advertencia sobre el peligro de las fiestas como centro de contagios.

La infraestructura hospitalaria colapsó en China, Italia, España y Reino Unido y en Estados Unidos se reportaron casos en estos largos cuatro meses de atención deficiente.

Una actitud displicente, informaciones erróneas, hasta recetas milagrosas fueron los alicientes para que se tomara la pandemia a la ligera.

Las advertencias de médicos y altos cargos de salud fueron desoídas. Ahora en el mundo corremos el riesgo de evitar las noticias como una señal de impotencia ante el virus. Los populismos siguen causando daño.

El coronavirus ha causado pérdidas de vidas, ha destruido economías enteras y ha enviado a millones de seres al desempleo en todo el planeta.