Dinero fresco para ponerse al día y reactivarse

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 15
Martes 06 de octubre 2020

El país cuenta ya en sus arcas con USD 2 000 millones, como resultado inmediato de la aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El compromiso se completará en diciembre con USD 2 000 más. A ello hay que sumar un crédito chino y desembolsos de otros multilaterales como el Banco Mundial, el BID o la CAF, para totalizar 7 150 millones.

A tono con el anuncio, el Presidente informó que Finanzas empezará a ponerse al día en los sueldos atrasados del sector público, que es uno de los problemas que trajo la pandemia.

Además, con ese dinero se pagarán las cuentas atrasadas del Estado con un sinfín de proveedores privados y de esa manera se reactivará la cadena de pagos. En lo social, los recursos se destinarán a pagar jubilaciones y los haberes pendientes con servidores públicos de empresas cerradas.

Todo este dinero, de modo paulatino, moverá la economía. El motor de un sistema interconectado e interdependiente hace que todo se paralice si no hay dinero y que se vuelva a dinamizar, si hay recursos frescos.

El Gobierno también tiene en mente desembolsos efectuados en el menor tiempo posible para cumplir con los créditos del Plan Reactívate Ecuador, en que el están inmersos pequeños y medianos productores. La reactivación económica acarreará un mejor grado de consumo, tremendamente contraído durante todo este tiempo de inacción.

Varios sectores se verán beneficiados. El comercio, la construcción , las fábricas y algún día, el turismo, que resultaron ser los mayores damnificados de la pandemia que azotó al mundo y al país.

Los datos deberán analizarse con mucha cautela para propender a reactivar aquellos sectores que mayor mano de obra emplean y que fueron los más golpeados por el confinamiento y la paralización.

Otro aspecto que cabe acelerar, como ha quedado dicho, es la sistematización de un nuevo esquema de tasas de interés para que el crédito bancario se reanime, ya que el sector cuenta con liquidez y pudiera establecer tasas asequibles. En el nuevo momento todo puede ser positivo.