Debates, la puerta para que el país elija libremente

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 17
Martes 12 de enero 2021

La campaña electoral va cobrando forma con el paso de los días. Que los candidatos asistan a los debates planteados es una buena forma de exhibir ante el país sus tesis, ventilar sus ideas, mostrar su capacidad analítica y, si es del caso, debatir.

Los espacios que este fin de semana brindó a los candidatos diario EL COMERCIO, junto con Televicentro, Radio Quito y Platinum FM, tuvieron esa sana intención. Una oportunidad de altura, respeto y civismo.

Catorce de los 16 candidatos asumieron el reto y aportaron con sus planteamientos sobre cuatro temas centrales. Dos se excusaron y esgrimieron razones ya conocidas.

La opinión pública tuvo ocasión de escuchar sus tesis, aquilatar sus propuestas y conocer distintos puntos de vista sobre aspectos que resultan cruciales para el país, de acuerdo con importantes sondeos de opinión.

La cantidad de candidatos y la limitación del tiempo no permiten abordar todos los temas ni con la suficiente profundidad. Pero los candidatos pueden exponerlos en foros y auditorios académicos y en debates sucesivos que se anuncian esta semana, como el de la Cámara de Comercio de Guayaquil o el del Consejo Nacional Electoral que manda la Ley.

En el ámbito que esta casa editorial abrió hubo todo tipo de ideas y propuestas. No alcanza el tiempo para abundar en tesis y concreción de cómo abordar los grandes temas, pero los compromisos quedan ahí plasmados para que la opinión pública sepa juzgar con transparencia.

Un espacio así permite la oportunidad de ver si existen planteamientos sinceros o fundamentales, o si persiste la demagogia o la búsqueda desesperada de votos.

Hay ciudadanos que valoran ese espacio, otros acaso esperaban un escenario de confrontación más cercano al espectáculo, en cuyo ámbito no cabían ni la seriedad ni la sobriedad de nuestros estilos.

La opinión pública es libre. La apertura de un escenario como el del Teatro Nacional de la Casa de la Cultura, un marco ideal, y el apoyo de Participación Ciudadana una razón adicional para cumplir el objetivo cívico.