El dólar, 21 años protegiendo la economía

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 69
Sorprendido 2
Contento 27
Domingo 10 de enero 2021

El país entró en la dolarización hace 21 años ( un 9 de enero), cuando estaba al borde del abismo. La moneda dura ha protegido la capacidad adquisitiva del salario y ha sido una eficaz vacuna contra la hiperinflación.

El vértigo de la crisis provocada por la vorágine de la quiebra bancaria masiva llevó al presidente Jamil Mahuad a una salida desesperada.
Lo que pareció una escapatoria peligrosa ha sido, al cabo del tiempo, la mejor decisión para contener una economía que de lo contrario hubiese caído en precipitada pendiente.

La imagen espantosa de la hiperinflación que hoy tiene devastada a la otrora potencia petrolera de Venezuela es un ejemplo. La convulsa, corrupta y frágil economía de Argentina, otrora granero del mundo, es otro ejemplo de los riesgos de una moneda propia mal manejada.

Hace tres décadas Bolivia, Perú y Brasil sufrieron los estragos de una titubeante política monetaria. La maquinita de imprimir billetes para pagar salarios siempre es una tentación para los gobiernos para salvar los muebles, sortear obstáculos temporales pero hundir el futuro.
Con la devaluación, la hiperinflación está a la vuelta de la esquina. Con la hiperinflación la escalada semanal o diaria de precios se vuelve incontrolable. Con los precios por las nubes hay cada vez más pobres.

El dólar en el Ecuador ha protegido la capacidad de compra y ha contenido el fantasma hiperinflacionario. Se ha dicho que es el único más popular que el político más popular.
Pero al dólar hay que cuidarlo. Es menester fomentar las fuentes de consecución de ingreso de dólares para fortalecer la reserva monetaria y garantizar el flujo de recursos.

Es prioritario diversificar la producción, abrir mercados y firmar acuerdos comerciales como el de la Unión Europea, el encaminado con Estados Unidos y la vía al mercado asiático. Buenos niveles y volúmenes, productos de calidad y competitivos es el reto para los productores.
Cuidado con aventuras y demagogia perversa de moneda única sudamericana que nos hunda en la miseria. Jamás. Urge proteger al dólar.