El desafío del aprendizaje en la pandemia

Sí, la sociedad en general tiene un reto. No solo las autoridades, todos tenemos un desafío frente a la pandemia y sus consecuencias. Los gobiernos, obviamente, tienen el camino más difícil porque deben generar fórmulas certeras que van desde políticas sanitarias para evitar el avance de los contagios hasta estratégicas económicas para reactivar la economía. Tienen, además, que hallar la sabiduría necesaria para tomar la mejor decisión sobre qué hacer con la educación de niños y adolescentes.

Sin embargo, uno de los desafíos que está en construcción pasa por las manos de la sociedad civil y esto implica aprender a vivir responsablemente en este combate al coronavirus. Ahora mismo afrontamos una nueva ola de contagios causados por la variante Ómicron. En las redes sociales se generaron comentarios que más que ayudar originan desinformación. Se dijo, solo por poner un ejemplo, que mientras más gente se contagie, más rápido se llegaría a la endemia. El comentario escaló tanto que recibió una respuesta y fue publicada en medios como Los Ángeles Times: “La gente habla de pandemia versus endemia, pero la malaria es endémica, igual que el VIH, y matan cientos de miles de personas, así que endémico no es algo bueno, solo significa que está aquí para siempre (…)” , aclaró el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

En el mismo sentido tuvo que expresarse Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La pandemia está lejos de terminar”, sentenció en un contexto en que un grupo de la sociedad acusaba como buena señal la propagación de Ómicron por considerarla benigna. Todo lo contrario, el titular de la OMS señaló que la variante está causando más hospitalizaciones y muertes en el mundo y que existe la posibilidad de que otras variantes aparezcan.

Las alertas están. Cada uno acepta los desafíos, pero existe la responsabilidad social para evitar que la pandemia se alargue y, por ende, que haya más muertes y hospitalizaciones. Minimizar ahora mismo la pandemia es una irresponsabilidad.