Ante la crisis, tomar acciones urgentes y sabias

valore
Descrición
Indignado 28
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 14
Miércoles 11 de marzo 2020

La expansión del coronavirus trascendió el ámbito preocupante de la salud a nivel planetario al ámbito económico.

La economía mundial tiene problemas. El petróleo cayó y las exportaciones se contrajeron. China es motor de la economía, gran comprador de crudo, de productos de muchos países y exportador a todo el orbe.

Para el Ecuador, la caída del precio del petróleo movió el tablero. Además Ecuador exporta muchos de sus productos a China, y ese factor del comercio exterior está disminuido.

Un cóctel peligroso de una menor demanda china de hidrocarburos, más la inundación del mercado por parte de Arabia Saudita y su particular pulso con Rusia echaron abajo, contra todo pronóstico probable, los precios internacionales de crudo.

La economía ecuatoriana petrodependiente estaba debilitada antes del fenómeno mundial y a la espera de desembolsos del FMI. Las autoridades tienen que reaccionar.

Hasta el cierre de esta edición el Gobierno no había anunciado una serie de medidas que plantea como indispensables. Una buena parte de ellas apuntan a la austeridad fiscal.

Los analistas recomiendan reducir el gasto público, contraer la nómina estatal y abrir a debate los subsidios. El Presidente considera oportuno revisar la focalización a futuro.

Los actores sociales y productivos deben reaccionar con reflexiones serias y propositivas. Una respuesta política corresponde a la Asamblea. Los partidos y movimientos dieron ayer sus visiones a este Diario.

El Partido Social Cristiano no quiere más impuestos, cree que se deben reducir, insiste en achicar al Estado y reperfilar la deuda con China.

Para el líder de Creo es indispensable poner fin a los subsidios a los combustibles, cortar los gastos del Estado, renegociar con China la deuda y tampoco, crear más impuestos.

El bloque oficialista de AP propone debe debatir con responsabilidad y considerar el aspecto impositivo.

Otro bloque numeroso es el correísmo. Ellos propugnan más impuesto a la renta y al patrimonio, reperfilar la deuda con China y no focalizar subsidios. El debate empieza.