Más bancarización y cultura financiera

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 7
Martes 25 de febrero 2020

El 60% de ecuatorianos tiene acceso a la banca. La cifra va creciendo, pero aún es insuficiente comparada con estadísticas de la Organización de Coo­peración y Desarrollo Económico.

Frente a esa constatación estadística hay otros datos que se debe tomar en cuenta, como los usos que ya identifican a las nuevas generaciones.
Por ejemplo, las transacciones digitales son habituales entre los mileniales. Este sector etario accede además al pago con tarjetas de débito, lo que le permite controlar sus gastos.
Un segmento importante de los jóvenes utiliza tarjetas de crédito; de las 3 362 500 tarjetas existentes -a diciembre del 2019-, más de medio millón están en sus manos. Ellos emplean entre dos y tres tarjetas.
La clave está en manejar con responsabilidad el dinero plástico. Las deudas hay que pagarlas. Las cuentas menores es mejor cancelarlas íntegramente en las tarjetas de crédito a fin de mes. Con ello no se cargan intereses y se usan las tarjetas como si fuera dinero de contado.
Acudir al crédito en deudas a mediano plazo y por valores mayores que faciliten el acceso a bienes indispensables -educación, muebles, electrodomésticos- cabe solo cuando se pueda planificar un pago acorde a los ingresos. Los expertos aconsejan que no exceda el 40% de estos.
Es indispensable trabajar en educación financiera. Algo que debe cultivarse como buenos hábitos desde la niñez y la juventud, para que haya conciencia del valor del dinero, del esfuerzo que supone ganarlo y de una cultura de ahorro y responsabilidad personal y familiar.
En cuanto al tema de la bancarización, 7 millones de ecuatorianos tienen cuentas de ahorros, la mayoría de ellas empleadas en el segmento de banca personal.
Pichincha, Guayas, Azuay, Manabí y El Oro son las provincias donde los datos oficiales registran mayor número de cuentahabientes. Pero hay provincias donde casi no se accede al sistema (poblaciones selváticas, lejanas en el Oriente, por ejemplo).
Es menester expandir el acceso a la banca para más personas y en la mayoría de puntos cardinales.