8 de August de 2011 00:02

LA ASAMBLEA Y LA ÉTICA

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El fantasma del pasado revivió de cuerpo entero cuando la elección de Presidente de la Asamblea se vio manchada por aquellas prácticas tan criticadas antes, cuando las ejercían los partidos políticos.

La conquista de los votos en blanco, la sospechosa anulación de la elección a cuya ejecución se vio forzada Irina Cabezas, quien dirigía la sesión, y la imposible elección de los dos vicepresidentes tras la polémica y cuestionada posesión, empañaron la imagen de la Asamblea, ya de suyo criticada por la mayoría de la población.

La impotencia de alcanzar acuerdos democráticos y transparentes se ha evidenciado en esta larga semana. El oficialismo admitió haber conversado con legisladores aunque se ha negado a dar los nombres. El país conoció la elección de la vicepresidenta del Consejo Municipal de Santo Domingo, con los votos del movimiento de Gobierno, para la esposa de un diputado que antes militaba en Sociedad Patriótica y que votó en blanco el domingo.

Es el pasado en cuerpo y alma. Es la sepultura del discurso de la Revolución Ética de Alianza País dentro del Parlamento, donde los acuerdos bajo la mesa y el toma y daca parecen repetirse con sorprendente pragmatismo.

La Constitución, en su artículo 127 numeral segundo, dice que los asambleístas no podrán “Ofrecer, tramitar, recibir o administrar recursos del Presupuesto General del Estado, salvo los destinados al funcionamiento administrativo de la Asamblea". En el numeral tercero prohíbe gestionar nombramientos de cargos públicos. Unas normas que vale la pena recordar.

Está bien celebrar acuerdos políticos entre diferentes partidos o movimientos, pero volver al pasado evidencia la vergüenza del doble discurso y la doble moral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)