Apoyo oportuno de los multilaterales

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Viernes 27 de noviembre 2020

Las necesidades de liquidez de la caja fiscal aumentan el último mes del año, sea por pagos de deuda o por la cancelación del decimotercer sueldo a los servidores públicos. Solo este último rubro demandará de USD 423 millones adicionales, que se destinarán al 76% de la burocracia que acumula el aguinaldo que se paga en diciembre.

  Finanzas ha garantizado el pago a tiempo de sueldos y sobresueldos, lo cual es posible gracias a tres factores: la recuperación de la recaudación de impuestos, producto de una mayor actividad económica; la estabilidad en los precios del petróleo en el mercado internacional, que ronda los USD 40 por barril; y los desembolsos de los multilaterales, cuyo apoyo ha sido clave para reducir el impacto de una crisis económica y sanitaria.

Los atrasos que acumuló el Gobierno con los proveedores estatales solo comenzaron a bajar el mes pasado, cuando llegó el primer desembolso de USD 2 000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para diciembre se espera un segundo desembolso por otros 2 000 millones, siempre y cuando se cumplan metas cuantitativas y cualitativas.

El lunes pasado, el personal técnico del FMI y las autoridades nacionales llegaron a un acuerdo sobre la primera revisión del programa. El FMI destacó que se cumplieron todos los criterios cuantitativos y queda pendiente cumplir la meta cualitativa, que tiene que ver con la aprobación de una Ley Anticorrupción.

El Pleno de la Asamblea prevé reunirse mañana para conocer el informe de primer debate de esta ley. El Directorio del FMI se reunirá hasta mediados de diciembre para decidir sobre el segundo desembolso y se espera que hasta esa fecha la ley ya haya salido de la Asamblea.

En medio de las necesidades de liquidez, el Fisco recibió esta semana un nuevo préstamo del Banco Mundial por USD 500 millones y espera un desembolso de USD 150 millones del BID hasta cierre de año. Los recursos de los multilaterales están llegando más rápido que los créditos de China, que quedarían para el 2021. Así, el FMI terminaría este año como el mayor acreedor del país.