Washington Herrera

Déficit externo

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 28
Martes 18 de junio 2019

Mucho se habla del déficit fiscal y poco del déficit externo del Ecuador. El primero se atiende con el financiamiento caro que acumula la deuda externa e interna del país, mientras que el segundo se resuelve aumentando las exportaciones, para lo cual es preciso mejorar la productividad, demostrar una trazabilidad clara y concentrarse en sectores específicos que atiendan a nichos de interés mundial, como lo hace Paraguay que exporta más carne que Argentina, Uruguay en la exportación de software, Nueva Zelanda en lácteos. Para ser competitivo Ecuador debe mejorar y abaratar los corredores logísticos y reducir los plazos de la tramitología como lo hace Singapur, considerando que nuestra productividad es equivalente a la de EE.UU. de hace 60 años o de Europa de hace 50 años.

En los últimos dos años la balanza comercial no petrolera ha marcado una tendencia negativa y en los primeros tres meses de este año el saldo es negativo en USD 1 067 millones, tendencia que de mantenerse provocará un ajuste real de las importaciones. Solo la lotería del petróleo podría componer la situación si correlativamente se disminuyen los subsidios a sus derivados.
Para todo esto se necesita inversión. Ni los ministros responsables de la política económica provenientes del sector empresarial han podido persuadir a los inversores ecuatorianos a repatriar parte de los USD 30 000 millones que se afirma han salido por la desconfianza en una economía incierta, pues los dueños del capital han decidido pagar el impuesto a la salida de divisas en guarda de seguridad y de la preferencia por la liquidez en bancos extranjeros y en los paraísos fiscales.

El factor básico es el estancamiento de la calidad de nuestras exportaciones. Las ventas a la Unión Europea que nos abrió su mercado solo crecieron el 1% en el año pasado, porque nos falta nueva producción exportable. Las inversiones se han refugiado en inmuebles para cuidarse de la desdolarización, pero estos bienes no son dinámicos porque no son transables. Tal vez la minería formal puede mejorar el ingreso de divisas en el 2021 y fortalecer la confiabilidad del país.

Si la economía se estanca la demanda interna se congela; pero esto no debe paralizarnos sino aprovechar que la mano de obra será más barata por la flexibilización laboral y hacer lo que hacen China, Corea, Japón, Chile, cuando invierten cada vez más en nuevos productos exportables, para lo cual también la banca -si tiene visión de largo plazo- debe revertir la tendencia prestando más a la producción que al consumo y ganar un poco menos bajando la tasa de interés, porque el factor capital debe coadyuvar también a la recuperación económica.

El Ecuador ha descuidado el turismo internacional. Ahora mismo alguien debería comunicar qué está haciendo este gobierno para hacer lo que ha hecho Perú que cada año aumenta el número de turistas extranjeros hasta una cifra que supera los cinco millones, es decir tres veces más que el Ecuador.