León Roldós

¿El No fue de Correa?

valore
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 5
Contento 155
Miércoles 07 de febrero 2018

Él no pudo votar el 4 de febrero del 2018, por estar registrado en Bélgica, pero los de su entorno exhibían la papeleta en que las siete preguntas estaban marcadas en el No, incluyendo aquéllas en que debía ser impensable el No, de haber habido algo de ética y dignidad, como la cuarta, aquella de la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra niñas, niños y adolescentes. Verdad que en la década de Correa se taparon las agresiones sexuales en planteles educativos, lo cual motivó la pregunta formulada, según explicó el Presidente Moreno.

La declaración de Correa de que es la principal fuerza política del Ecuador, porque siendo la única que hizo campaña por el No, en la segunda pregunta – la de la no reelección-, en la tercera –aquella que reestructura el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social-, en la sexta –la de la plusvalía- y en la séptima –la del Yasuní-, el No tuvo (más/menos 1%) 36%, siendo que todas las otras fuerzas políticas estuvieron por el SI, no es cierta. Otros factores intervinieron.

En las otras preguntas, el NO tuvo entre cinco y diez puntos porcentuales menos.

¿Qué reflexiones podemos hacer? Se ratificó lo expresado varias ocasiones en esta columna: el voto duro por el Si fue el que no votó por Moreno – Glas – casi la mitad de los electores- en la elección presidencial del 2017.

Los que participaron en la década del Correato se dividieron, entre los que se sumaron a la posición de Moreno, de tomar distancia de la corrupción y la no transparencia de esa década, y los que siguieron con Correa. El caso de Manabí, cuyo escrutinio pesó para que se declare triunfador al binomio Moreno – Glas, en la segunda vuelta del 2017, evidencia lo expresado, al darse el triunfo del No en varias preguntas.

De los que no votaron por Moreno – Glas el 2017, un segmento votó por el No, aquellos que no ven mayor diferencia ente Correa y Moreno, más allá del estilo y la no violencia del segundo. Acusaron que votar por el Si era darle un cheque en blanco a Moreno.

La mayoría de los que votamos Si, así en plural, por decisión reflexionada, estamos expresando nuestra confianza en que Moreno cumplirá los compromisos que ha asumido, en la conformación del Consejo de Participación, así como en transparentar las decisiones y las acciones de la década del Correato y del actual Gobierno, de no silenciar ni encubrir la corrupción, de impulsar la inversión, el desarrollo y la generación de fuentes de trabajo.

Para apoyar la ejecución del Si en todas las preguntas, deben movilizarse los sectores sociales y productivos, no ser expectadores, solo esperando ser beneficiarios, sino actores militantes, para proponer y demandar.
Lector, ¿está de acuerdo?, ¿usted va a ser parte de la movilización?

lroldos@elcomercio.org